Imagen Vitaminas, garantía de salud

Vitaminas, garantía de salud

Compartir

Las vitaminas son sustancias orgánicas contenidas, en pequeñas cantidades, en los alimentos y son elementos indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Todas las vitaminas se descubrieron buscando la razón de la enfermedad que causaba su déficit.

Cada vitamina tiene una función específica, y una dieta suficiente y balanceada con alimentos variados de todos los grupos aporta la cantidad necesaria de vitaminas para mantenerse saludable.

Banner promocional

El cuerpo necesita 13 vitaminas:

✔ Vitamina A. Se encuentra en carnes, hígado, huevo, lácteos, zanahoria, tomate, calabaza, espinaca, melón, entre otros. Sus funciones incluyen
fisiología de la vista, diferenciación de células epiteliales, crecimiento, reproducción y antioxidante.

✔ Vitamina C. Presente en frutas y verduras como cítricos, melón, piña, fresas, kiwi, tomate, brócoli, coliflor, pimientos y verduras de hoja verde.
Participa en muchas funciones, como la formación de colágeno, cicatrización, el sistema inmunológico, absorción del hierro y es antioxidante.

✔ Vitamina D. Se encuentra en pescados grasos, como la sardina o el salmón, sin embargo, el cuerpo la sintetiza tomando el sol, bastan de 10 a
15 minutos, 3 veces a la semana. Su principal función es la absorción del calcio en el organismo, para mantener saludables huesos y dientes, y
también tiene un papel en el sistema inmune.

✔ Vitamina E. Los alimentos que más la contienen son los aceites vegetales, como el de maíz o girasol. También está presente en cereales y hojas
verdes. Es un poderoso antioxidante, además de que favorece al sistema inmune y a la sangre.

✔ Vitamina K. Está presente en vegetales como: col, coliflor, espinacas, brócoli, berros, papas, jitomate, además de algunos quesos, salmón y
camarones, entre otros. Tiene una importante función en la coagulación de la sangre.

✔ Vitamina B1. Presente en cereales, hígado, leche, huevos y pescados, frijoles y otras leguminosas. Participa en la respiración celular y ayuda a
las células a transformar los hidratos de carbono en energía.

✔ Vitamina B2. Presente en leche, vísceras, pescado, huevo y vegetales verdes, participa en funciones como obtención de energía, crecimiento,
almacenamiento de la glucosa y formación de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

✔ Vitamina B3. La encontramos en alimentos como la carne, pollo, huevo, hígado, aguacate, cacahuates y algunos cereales aportan esta
vitamina necesaria para la glucólisis y otras funciones metabólicas, como la regulación del colesterol, y ayuda a la producción de hormonas
esteroideas.

✔ Vitamina B5. Se encuentra prácticamente en todos los alimentos: carnes y pescados, huevo, leguminosas y frutos secos, lácteos, cereales,
frutas y verduras. Es fundamental en el metabolismo de alimentos, además de que colabora en la síntesis de colesterol y de hormonas.

✔ Vitamina B6. Participa en la formación de glóbulos rojos y el mantenimiento de la función cerebral, e interviene en el metabolismo de
hidratos de carbono, proteínas y grasas. Está presente en la carne de res, cerdo, aves y cordero, además de algunos mariscos, huevo, lácteos
y cereales.

✔ Vitamina B8. Interviene en diversos procesos metabólicos, fisiológicos y bioquímicos, además de que actúa contra el insomnio y la depresión, y
mantiene sanas las uñas y el pelo. Está presente en el hígado, lácteos, huevos, pescados, cereales, brócoli, coliflor, papas, frijoles y otras
leguminosas.

✔ Vitamina B9. Es el famoso ácido fólico, y se utiliza de manera protocolizada como suplementación durante el embarazo, para prevenir defectos
en el tubo neuronal del bebé. Además, interviene en el metabolismo de los aminoácidos. Podemos encontrarlo en verduras de hojas verdes,
como espinacas o lechuga, frutas cítricas, melón o plátano, carne roja, hígado, riñones, leche, huevo frijoles y otras leguminosas.

✔ Vitamina B12. Interviene en la producción de glóbulos rojos y en el mantenimiento del sistema nervioso central. Está presente en alimentos de
origen animal como carne, pollo, pescado, mariscos y lácteos.


La mejor manera de obtener las vitaminas necesarias es mantener una dieta balanceada. No se deben automedicar, ya que el exceso de algunas de ellas puede tener consecuencias negativas en la salud. Si eres vegano, vegetariano o tienes alguna restricción importante en tu dieta es necesario consultar a tu médico.