¿Alergia a la leche o intolerancia a la lactosa?

La alergia a la leche y la intolerancia a la lactosa pueden tener síntomas similares. Aquí te decimos cuáles son las diferencias.

Bebé feliz, papás felices. Pero, cuando tienen dolores de panza, ese balance puede cambiar. Es importante llegar al origen del problema para poder ayudar a tu niño a sentirse mejor lo antes posible.

Tanto la sensibilidad a la lactosa como la alergia a la leche de vaca pueden causar problemas estomacales, pero ¿cómo diferenciarlos? Elisa Gómez Reyes, Gerente Médico del negocio de nutrición de Abbott responde las principales preguntas sobre el tema.

¿Cuál es la diferencia entre la alergia a la leche de vaca y la intolerancia a la lactosa?
Aunque ambos tienen síntomas similares— puede haber regurgitación o reflujo, vómito, dolores abdominales, cambio en el color de las evacuaciones e incluso  diarrea. Puede ser bastante difícil distinguir entre los dos, pero son dos condiciones completamente diferentes.

  • Una alergia alimentaria, como lo es la alergia a la leche de vaca, es una reacción que involucra una respuesta adversa del sistema inmunológico a las proteínas de la leche.
  • La intolerancia a la lactosa es causada por una incapacidad para digerir y descomponer la lactosa, que es el principal azúcar en la leche, causando síntomas gastrointestinales.

La Dra. Gómez indica que la intolerancia a la lactosa es incómoda para tu bebé por todos los síntomas que ocasiona, pero finalmente no es un problema grave y se resuelve evitando la lactosa de la leche o consumiendo fórmulas infantiles sin lactosa. Por otro lado, una alergia alimentaria puede ser muy peligrosa y puede causar síntomas adicionales e inclusive retrasar el crecimiento de tu hijo.

Existen diferentes tipos de reacciones a la proteína de leche de vaca, hay alergias que se consideran leves y que generan reacciones como el enrojecimiento, erupciones, urticaria o nariz mocosa. Mientras que otras que involucran una respuesta moderada a severa pueden ser mucho más serias, como tener problemas para respirar,  inflamación de la lengua, cierre de  garganta, problemas crónicos en el sistema digestivo o respiratorio y hasta pérdida de conciencia. Por seguridad, niños alérgicos a la proteína de la leche  de vaca deben evitar por completo todos los ingredientes que puedan contenerla y buscar fórmulas infantiles a base de aminoácidos o de  proteína extensamente hidrolizada para poder obtener los nutrientes que necesita.

¿Qué debes hacer si sospechas que tu hijo es alérgico a la proteína de leche de vaca o intolerante a la lactosa?

Cuando un niño tiene problemas tolerando la  leche o una fórmula infantil, muchos automáticamente asumimos que tiene una alergia, cuando en realidad puede ser una intolerancia. El consejo es, no intentes diagnosticar los síntomas, lo mejor que puedes hacer es hablar con tu profesional de la salud, ellos pueden realizar una evaluación completa, tomar la historia de todos los síntomas y también referirte a un pediatra especialista en alergias, de ser necesario.

¿Los niños que tienen intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de leche de vaca, deben tener una dieta libre de lácteos?  

Si tu hijo es diagnosticado con alergia a la proteína de la leche de vaca y es un lactante o tiene menos de 2 años de edad, debes evitar todos los productos que tengan proteína de leche intacta y optar por fórmulas infantiles que sean a base de aminoácidos o de proteína extensamente hidrolizada. Inclusive puede consumir una fórmula infantil a base de proteína de soya, comenta Elisa Gómez.

Cuando los niños presentan un problema de sensibilidad a la lactosa, -ya sea porque genéticamente son intolerantes, o que se vuelven intolerantes de forma transitoria; posterior a alguna diarrea –  lo único que se debe de hacer en estos casos es brindar una fórmula infantil reducida en lactosa o libre de ella.

La buena noticia es que  cuando la  intolerancia a la lactosa puede ser derivada de un virus o del uso de antibióticos, esta usualmente desaparece por sí sola al poco tiempo después de la enfermedad y comúnmente el cambio en la dieta es provisional, mientras se está experimentando los síntomas, incluyendo una fórmula especial o reducida en lactosa.

REFERENCIAS:

British Journal of Nutrition (2012), 107, 325–338

GUÍA DE NUTRICIÓN PARA PACIENTES CON ARTRITIS REUMATOIDE.

La Artritis Reumatoide (AR) es considerada una enfermedad crónico degenerativa no transmisible, que afecta la movilidad de las articulaciones al grado de llegar a imposibilitar al paciente para realizar actividades sencillas como pueden ser levantarse de la cama, vestirse o comer. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México más de un millón de personas padecen AR. Este padecimiento se registra principalmente en la población de entre 25 y 50 años de edad, siendo las mujeres las más afectadas.  Actualmente no existe una cura para esta enfermedad, sin embargo, existen medicamentos y tratamientos complementarios que ayudan a controlar y aminorar sus efectos. En este sentido, la alimentación juega un papel determinante, ya que cuando el cuerpo obtiene los nutrientes adecuados se puede mejorar la salud física y emocional del paciente. La E.N.C. Isis Bernáldez, nutrióloga Concierge en Grupo SOHIN, comparte una guía básica para mejorar la alimentación del paciente con artritis reumatoide:

  • Alimentación variada.- Aunque no existe una dieta específica para AR, diversos estudios han mostrado buenos resultados con dietas antiinflamatorias como la mediterránea que están basadas en una alimentación variada con alto consumo de alimentos frescos (frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, carnes magras como pescado y pollo) y alimentos ricos en omega 3, evitando alimentos procesados y refinados.
  • Consumir fitonutrientes– Los fitonutrientes son sustancias que sirven para proteger las células, además de contar con acción inflamatoria y antioxidante; se encuentran principalmente en frutas y verduras como tomates, ajo, cebolla, frutas amarillas y naranjas, verduras de color verde obscuro; además de otros alimentos como té verde y chocolate negro.
  • Grasas saludables. – Las grasas saludables constituyen un elemento esencial en cualquier dieta, además son una gran fuente de energía. Algunos alimentos que las contienen son aguacate, nueces y aceite de oliva
  • Omega 3: Según algunos estudios, los alimentos ricos en omega 3 ayudan a disminuir el proceso inflamatorio, estos pueden encontrarse en alimentos como: salmón, sardina, atún, nueces, avena, espinacas, linaza y semillas de calabaza.
  • Evita productos AGES. – Un producto final de glicación avanzada o AGE, es aquel que contiene toxinas que aparecen cuando los alimentos son calentados, a la parrilla o fritos. Los AGE dañan algunas proteínas del cuerpo y pueden generar inflamaciones severas.
  • Consulta a tu nutriólogo. – Pero lo más importante es consultar a un nutriólogo que pueda diseñar un plan de alimentación ideal considerando alergias y necesidades de cada paciente en particular.

La alimentación no puede curar la artritis, pero sin lugar a dudas, hará que el paciente se sienta mejor y pueda llevar un estilo de vida más saludable.

Para más información se puede  recurrir a SOHIN, empresa que trabaja para brindar apoyo a pacientes que sufren esta enfermedad; esta ayuda no solo se refiere a tratamiento y medicina para controlar la enfermedad, sino a acompañamiento psicológico, nutrimental y cuidados paliativos.

En nueve años de operaciones, Grupo SOHIN ha atendido a más de 30,000 pacientes con enfermedades crónico degenerativas, de los cuales gracias a un acompañamiento integral han logrado una adherencia terapéutica de más de 50 por ciento.

El nacimiento respetado.

Por el Dr. Gilberto Ramírez Bergeron

drgioram@gmail.com

El embarazo de una mujer inicia desde el periodo de la concepción, es decir cuando se fecunda una célula germinal femenina (ovocito) con una célula germinal masculina (esperma). Es entonces cuando inicia un proceso natural de división celular, y es en la semana 13 cuando termina de formarse un embrión; es, por ende, a través de esta división de células, como se empieza a formar un futuro bebé que se desarrollará y crecerá dentro del útero de la futura mamá.

Se considera que, en promedio, un embarazo dura entre 273 y 293 días aproximadamente, o bien, entre 39 y 41 semanas, desde el primer día de la última menstruación. Sólo el 2% de los bebés nacen en lo que muchos conocen como la “fecha estimada de parto”, por lo que un bebé tiene casi un mes de margen para nacer sin riesgos. Por otra parte, son los mismos médicos quienes fomentan la creencia de que si para la semana 40 no se ha producido aún el nacimiento, el mismo deberá de ser inducido, resultando probablemente en una cesárea.

Las recomendaciones y guías de todo parto respetado deberían basarse en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el cuidado y una experiencia de parto positiva, así como la Norma Oficial de atención de parto NOM-007-SSA-2016 de la Secretaría de Salud.

Un breve resumen de ambas guías, en embarazos sin riesgos, serían:

  1. Un nacimiento siempre deberá de ser acompañado.
  2. Atención respetuosa de la maternidad.
  3. Un trabajo de parto no tiene un tiempo definido; puede durar desde 4 hasta 24 horas, por lo que se deberá de respetar el tiempo adecuado para un nacimiento.
  4. No es necesario el rasurado púbico, ni el enema.
  5. La revisión del progreso del parto, por medio de un tacto vaginal, deberá de ser en intervalos de cada 4 horas.
  6. No se recomienda el monitoreo continuo del bebé con el tococardiógrafo.
  7. La anestesia epidural se recomienda dependiendo de las preferencias de la mujer.
  8. Se recomiendan diferentes técnicas de relajación, como son la respiración, música, meditación plena, aromaterapia, agua, masajes y otras técnicas, dependiendo de la preferencia de la mujer y respetando sus decisiones.
  9. Caminar y comer durante el trabajo de parto.
  10. No se recomienda el uso de oxitocina, ni la ruptura manual de las membranas para activar el trabajo de parto.
  11. No se recomienda el uso de líquidos intravenosos para abreviar la duración del trabajo de parto.
  12. No se recomienda tener a la mujer con una venoclisis durante el trabajo de parto.
  13. La posición para tener al bebé es decidida en ese momento por la mujer.
  14. No es recomendado realizar la episiotomía (corte del periné).
  15. Se debe de practicar el apego inmediato de un recién nacido con su mamá, por lo menos durante una hora, así como el alojamiento conjunto; es decir, que un bebé no tiene por qué pasar al cunero.

En México son muy pocos los hospitales privados donde se implementan estas guías y recomendaciones, siendo aún menor su incidencia en las instituciones de gobierno.

Concluyendo, un embarazo es un proceso fisiológico natural, con una baja incidencia de complicaciones siendo la madre una paciente sana y bien atendida. Por ello, una mujer embarazada puede, y debería, tomar aquellas decisiones informadas para el nacimiento respetado de su bebé. Una mujer informada es una mujer empoderada y consciente, es una mujer que ejerce su derecho a otorgarle a su bebé un nacimiento respetado. Los obstetras debemos acompañarla con respeto durante el nacimiento, atendiendo sus tiempos, sus dudas, otorgándole su espacio y dando cabida a los diferentes estados emocionales de cada mujer.

Diversos estudios demuestran una y otra vez que, cuantas más intervenciones se realicen durante un embarazo, aumentarán las posibilidades de que éste se complique, como, por ejemplo, las inducciones y las cesáreas innecesarias.

Las cesáreas son cirugías que, en ocasiones de emergencia para la mamá y/o el bebé, son fundamentales; es de hecho una valiosísima herramienta para lograr un nacimiento seguro en estas ocasiones mencionadas de peligro, en las que evitar riesgos es la mejor manera de actuar. Sin embargo, la indicación de realizar una cesárea porque en el ultrasonido se detectó una circular de cordón, es un claro ejemplo de creencia errónea con la que se justifican infinidad de cesáreas. Y como este ejemplo, existen muchos más, como la placenta vieja o calcificada o la escasez de líquido amniótico. Por otro lado, ejemplos que por el contrario sí justifican este tipo de intervención, serían un sufrimiento fetal agudo, la falta de progreso del trabajo de parto y/o anomalías en la presentación del bebé.

Una mujer embarazada debe disfrutar de su embarazo y sentirse libre de ser respetada y escuchada. Ella y su bebé son merecedores de un parto respetado.

 

Mejor invisible. Pensamientos peligrosos de adolescencia

Psicoterapeuta Blanca Almeida

Comentarios@blancaalmeida.com

www.blancaalmeida.com

 

Soy la niña X que se sienta en la esquina del salón de clases. He decidido ser invisible, pues así puedo esconder la tristeza que carga mi ser.

Ser vulnerable a esta edad es una invitación al acoso sin piedad.

Mejor invisible que débil a los ojos de otros.

Invisible es la armadura que protegerá mi alma de los ataques.

Curioso que, aunque soy invisible, los compañeros hablen de mi invisibilidad como algo visible.

El otro día la maestra pidió formar equipos de investigación, un compañero volteó a verme y comentó: pensé que tú no ibas en este salón de clases, nunca te había visto. Cabe señalar que lleva más de medio año sentándose en la banca de al lado.

Al escuchar el comentario me consumió la tristeza, corroboro que no valgo, tal vez en otro momento más alegre de mi vida hubiera reído a carcajadas y contestado: ¡Creo que necesitas anteojos o tienes déficit de atención!

Mis padres notan que soy intolerante, me enojo y lloro con facilidad. No puedo explicarles qué sucede, pues ni yo misma lo entiendo. Repiten como una oración dominical: “eres importante, te queremos, cuídate, eres especial”. Escucho sin entender sus comentarios poco explicativos que me llevan a más incógnitas: ¿importante y especial, para quién?

Antes estaba segura de ser una buena persona, alegre, optimista, lista para dar y hacer sentir bien a mis amigas.

¿Qué cambió? Hoy siento culpa por pensar, reaccionar y no coincidir con el pensamiento y actuar de mis padres. ¿Es malo no pensar igual? Deseo vivir en el aislamiento de mi recámara, sumergirme en el internet y su contenido sin sentido.

Lo que antes era, hoy no es, lo que pensaba dejó de tener sentido.

Tengo 16 años, definitivamente mi cuerpo es de mujer, mirarme estos días en el espejo es un suplicio, pues el reflejo de la imagen es distorsionado. Cuerpo de mujer, emociones de bebé y pensamiento desconectado.

Seguiré siendo invisible hasta resolver quién soy y qué amo de mí.

Mamá decide que necesito ayuda, finalmente alguien nota la gravedad, siento hundirme en el agua dentro de un saco lleno de piedras. Un respiro, tal vez sea necesario abrir el corazón.

Mi terapeuta, porque ahora es mía, formula preguntas que caen dentro de las siguientes categorías: raras, difíciles, originales y reveladoras.

Ella abrió los caminos, hoy estoy bien.

No deseo ahondar en detalles, pues fue mi proceso de sanación y es personal.

Lo que sí ansío compartir con ustedes son las revelaciones que me llevaron a desear ser visible y estar nuevamente en el planeta de los vivos. Compartirlas es parte de mi agradecimiento, porque sé que pueden tener el mismo efecto ganador en ustedes.

Enumerarlas es parte del orden y claridad que hoy poseo.

  1. Ser invisible no ayuda, aumenta la tristeza al aislarnos de otros.
  2. Es normal que los padres pasen de ser héroes a ser gente común y corriente.
  3. Decido cada día cómo quiero ver la vida, favorece asignarle un color. Al despertar elijo el color, incluso combino la decisión con mi vestimenta.

Un día alegre es azul.

Un día nervioso es gris.

Un día con estrés es rojo.

Un día emocionante es dorado.

  1. Sentirte como un extraño en tu cuerpo es normal, los cambios físicos y hormonales son bruscos y súbitos, toma tiempo adaptarnos a las nuevas proporciones y sensaciones tan intensas. Todos pasamos por este sentimiento de inadaptación. Date el tiempo, ten paciencia y sé dócil contigo.
  2. La mente puede crear fantasmas inexistentes que nublan la felicidad, sólo permitiendo percibir tristeza, desesperanza y melancolía, si hoy habitan en ti dichos fantasmas, pide ayuda a tus padres.

Conclusión:

La adolescencia es un periodo difícil para el ser humano, los cambios físicos, hormonales, junto con la presión social y la búsqueda de identidad, pueden sobrepasar al individuo. La depresión es real, si notas tristeza decides aislarte, tienes pensamientos negativos persistentes y desgano general, avisa a tus mayores, busca ayuda.

 

 

 

Emprender en México.

Hoy en día, la automatización de los trabajos va reduciendo los empleos actuales, dependiendo del sector productivo. Cada vez más escuchamos en los noticieros: “que los bancos despedirán a un gran número de empleados”, “que en el sector automotriz se reducirán las plazas”, hasta los gigantes del comercio electrónico planean disminuir el recurso humano.

Por otro lado, con el avance de la ciencia, la edad de vida promedio aumenta cada vez más, sin embargo, los trabajadores mayores de 50 años son enviados al retiro para dar la bienvenida a jóvenes millenials, que representan para las compañías un costo menor. En el caso de las mujeres, la edad se llega a reducir hasta los 40 años, cuando son retiradas de la planta productiva y sustituidas por mujeres de menor edad. Es importante mencionar que los gastos de estos sectores de la población son fuertes, ya que por lo general tienen hijos universitarios que requieren todavía el apoyo al 100% de sus padres para terminar sus estudios.

Todas estas personas que se quedan sin trabajo por alguna de las razones antes mencionadas, representan un problema para el país, ya que tienen un gasto alto y ahorro bajo. Para esto hay una gran solución que permite no depender de estas empresas, y la solución es emprender.

Si explicamos la palabra emprender desde el punto de vista de los negocios, emprender se refiere a echar a andar una idea que se convierte en proyecto, con un toque innovador y creativo.

Recordemos que México es una tierra de oportunidades, en donde continúan llegando extranjeros para poner negocios, lo que nos alienta a poder hacer lo mismo. Sin duda alguna, el emprendimiento es la clave del futuro en este nuevo mundo laboral.

El gobierno, reconociendo lo anterior, realiza cada año la Exposición Nacional del Emprendedor, que es un foro perfecto para todo aquél que quiere emprender. Esta exposición muestra los nuevos emprendimientos, las diversas fuentes de financiamiento con las que pueden contar los nuevos empresarios, las aceleradoras de negocios para convertir el proyecto en realidad, etc.

Es importante mencionar que en México el 99.8% de las unidades económicas son Pequeñas y Medianas empresas, las cuales generan el 78% del empleo en México y 42% del PIB, por lo que el emprendimiento apoya al aumento de estas cifras.

Un punto esencial en el emprendimiento es verificar correctamente el negocio al que se pretende incursionar. Los cambios en el mundo actual son vertiginosos, y se requiere tener claro cuáles son los negocios que tienen un futuro promisorio, no olvidemos que las nuevas empresas no duran más de 3 años de vida, según un estudio de Spain Start Ups; una de cada diez sigue en operaciones después de este periodo.

Para protegerse de estos fracasos se requiere conocer los detonadores de las nuevas tendencias de los consumidores a nivel mundial, por ejemplo: la tecnología, el cambio en la población, y los cambios en el medio ambiente. (Fuente: Euromonitor).

El cambio en la población trae consigo temas relevantes, como la migración, que atrae a nuevos consumidores y nuevos productos y servicios. Los migrantes pueden contribuir a las tasas de crecimiento poblacional de los países desarrollados, en donde los nativos han disminuido considerablemente el número de hijos.

La tecnología es un detonador indiscutible y una tendencia en sí misma.En México la tecnología avanza a pasos agigantados, y cada día las compras por internet aumentan; se calcula que en tres años las ventas se incrementarán en un 21.5%, según eMarketer.

Las Apps siguen siendo parte de un menú apetecible para los emprendedores, y se ofrecen servicios, desde pago de estacionamientos, parquímetros, comida a domicilio, hasta cursos de idiomas, acceso a gimnasios, etc.

Un negocio creciente son las llamadas Fintech, la palabra se origina de los vocablos en inglés finance technology, y son las empresas que ofrecen, mediante las tecnologías de la información, servicios financieros. En México operan 158, según datos de la Condusef. Ofrecen diversos servicios como préstamos, crowfunding (financiamiento de proyectos) y seguros, por mencionar algunos.

Los seguros han crecido en las fintech, el 4% de las start ups en México se dedican a seguros. Los jóvenes son los clientes actuales y potenciales; existe una modalidad en la que el usuario busca coberturas de automóvil “pago por uso”, aquí existen planes de lanzar al mercado productos como seguro por kilómetro recorrido y no pagar por lo que no se requiere. Estos productos se ofrecen mediante plataformas que permiten, a través de un celular, hacer todo el proceso de contratación, pago y direccionamiento al taller de reparación del vehículo. Los seguros mediante las tecnologías de la información son una oportunidad de negocio para los emprendedores, ya sea en el ramo de la educación, de la salud, coches, hogar, etc.

Los cambios en el medio ambiente también representan un gran detonador de tendencias en el mundo, y traen consigo grandes oportunidades para los emprendedores en la industria de productos sustentables. Aquí se han desarrollado empresas como los famosos popotes elaborados con hueso de aguacate y los de cáscara de mango; la gasolina a base de nopal, creada por emprendedores michoacanos con un costo 40% menor al de la convencional, los impermeabilizantes a base de llantas de coche, etc.

Según el INEGI, en México se generan al día 117,000 toneladas de basura, de las cuales el 10% o menos se recicla. Es bien sabido que la basura es un gran negocio, ya que se puede reciclar o bien convertir en energía.

Si hablamos de emprender, no podemos dejar de lado las franquicias, las cuales tienen la gran ventaja de que las marcas ya están posicionadas en el mercado y tienen el Know How (modo de operar). Por lo que siempre es un buen paso para comenzar.

En la actualidad, México ocupa el séptimo lugar en franquicias a nivel mundial, con cerca de 90,000 puntos de venta. El 32% de las franquicias está dentro del mercado de alimentos y bebidas. (Fuente: Feher & Feher).

Según Gallastegui Armella Franquicias y Feher y Feher, los sectores con crecimiento serán: cuidado personal, salud y bienestar, ropa y accesorios, entretenimiento y educación.

Es pertinente mencionar que el INADEM (Instituto Nacional del Emprendedor) otorga créditos para la adquisición de ciertas franquicias, lo que facilita al emprendedor la puesta en marcha del negocio.

Con todo este abanico de posibilidades, los emprendedores en México tienen una tierra fértil para hacer realidad sus proyectos, a base de compromiso, actitud y liderazgo, el país seguirá contando con empresas que cubran las necesidades del consumidor y hagan crecer la economía.

La educación de los hijos…

Por Marisol Gómez a través de su blog “El arte de vivir en familia”

El hombre tiene la necesidad de educarse para vivir mejor y perfeccionarse a sí mismo; la educación es un derecho del hombre. Los padres deben buscar que el niño de hoy se convierta en una persona íntegra en el futuro.

Para explicar qué es la educación, empezaremos dando su raíz etimológica, educación viene de latín “educere”, que significa llevar o conducir, por lo tanto educar es llevar a una persona a su perfeccionamiento. Los padres son los que deben enseñar el camino.

Los padres deben guiar, sacar lo mejor del hijo, desarrollar todas sus capacidades y limar sus defectos, todo esto con una actitud de ayuda y servicio. La educación es un proceso de mejora, de crecimiento, donde interviene la orientación de los padres y la intención, voluntad y libertad del hijo. La educación es necesaria para la vida de la persona y para la sociedad. Es un proceso continuo que se desarrolla a lo largo de la vida.

La educación tiene las siguientes características básicas:

  • Es un proceso constante.
  • Es un proceso de mejora que busca el desarrollo y madurez de la persona.
  • Es un proceso intencional y permanente.
  • Requiere de la libertad, se conduce a ella al educar.
  • Es un proceso que actualiza las virtudes, ya que enseña los valores.
  • Es auténtica, se realiza en función y al servicio de la persona.
  • Tiende a la perfección.

Los padres, para poder educar, deben:

  • No tener miedo de decir que no.
  • No ceder al chantaje y a la presión.
  • Dejar claros los puntos negociables y los no negociables.
  • Estar preparándose continuamente para ser padres.

El padre educa al hijo para que alcance la felicidad, su ejemplo es indispensable, las palabras mueven y los hechos arrastran. Los hijos deben ver la lucha y el esfuerzo de los padres por mejorar. Que sean testigos de los éxitos y fracasos de los padres (que vean cómo se rectifica ante ellos). Ser coherentes en todo momento.

La importancia del ejemplo de los padres se debe a que el aprendizaje es un proceso que depende de registros de estímulos externos (auditivo, visuales, táctiles), e internos (pensamientos, reacciones emocionales) en la memoria. Estos registros se guardan en la memoria involuntaria y automáticamente. Los hijos registran todos los comportamientos de los padres, lo que hacen, dicen y ven. Lo que se registra no se puede borrar, sólo se pueden escribir nuevos registros sobre los viejos, pero esto es complicado.

La convivencia diaria da muchas oportunidades para educar. Todos los miembros de la familia deben tener claras las normas y respetarlas.

Los padres deben luchar diariamente por ser buenos educadores, y no cometer los siguientes errores:

  • Corregir en público. Se provoca humillación y complejos difíciles de superar.
  • Ejercer la autoridad con agresividad.
  • Ser excesivamente crítico. El débil condena y juzga, mientras el fuerte comprende y perdona.
  • Castigar cuando se está enojado y establecer límites sin explicación alguna.
  • Ser impaciente, renunciar a educar.
  • No cumplir las promesas.
  • Destruir sueños y esperanzas.

La primera escuela de las virtudes es la familia, donde se aprende a vivir responsablemente la libertad, y donde se desarrolla la personalidad. Es más fácil educar a los hijos si en la familia hay un ambiente de ayuda y servicio.

Buscar en la educación los éxitos, ya que ellos motivan a continuar. Estimular la colaboración entre los miembros, el apoyo mutuo y la confianza para crear un ambiente positivo que permita potenciar las habilidades.

Los padres deben educar para la selectividad, la crítica, la autonomía, el autocontrol, el desarrollo de un pensamiento positivo, la confianza en sí mismo y la autoestima. Estimular el respeto, la tolerancia, la serenidad, el servicio. Reconocer y recompensar los logros con conductas positivas. Utilizar la empatía (ponerse en el lugar del otro); con todo esto se busca el desarrollo personal y una vida familiar equilibrada. Llevar a cabo toda la educación preventiva necesaria para aumentar la resistencia y fortaleza de la familia y sus miembros, ante todo lo externo que pueda hacerles daño.

 

 

Dieta Mediterránea para todos. No hace falta vivir cerca del mar.

Por el Dr. Miguel Ángel Guagnelli / Endocrinólogo Pediatra / Visita su blog: endocrinologopediatra.mx

Dicen que las islas griegas son espectacularmente hermosas, que las fotografías no hacen justicia a la belleza del lugar. Ahí nacieron leyendas, mitos y hasta la misma cultura occidental. Sin embargo, también han pasado momentos difíciles. A finales de los años 40, el gobierno griego, recientemente restaurado tras la segunda guerra mundial, invitó a la fundación Rockefeller para estudiar y considerar posibles intervenciones para mejorar la salud de la población afectada por la ocupación. Publicaron un reporte preliminar en 1948 y un epidemiólogo llamado Leland G. Albaugh analizó los datos y decidió viajar con su equipo por las islas griegas para ampliar la investigación.

Los datos que llamaron más su atención fueron los de la isla de Creta, la cuna de la civilización minoica y del Minotauro en su laberinto. Encontró que ahí la gente vivía en condiciones de pobreza, pero era notablemente longeva y las enfermedades cardiovasculares eran raras. En su reporte Crete: A case study of an underdeveloped area, publicado en 1953, acuñó el término: “Estilo de vida mediterráneo”, basado en las costumbres de los pobladores de la isla. Los describe activos por la necesidad de caminar, escalar colinas y cultivar sus propios alimentos, con una dieta basada en pan, frutas, vegetales y legumbres, todo “nadando en aceite de oliva” y con pocas proteínas de origen animal, por no contar con ganado más que para obtener leche, queso y yogurt, más aportes ocasionales de pescado o aves pequeñas.

Ese estudio aparentemente llamó la atención de Ancel Keys, un fisiólogo que ya era conocido por estudios sobre los cambios del ser humano durante periodos de hambruna y por preparar la primera dieta “mínima” para los soldados de la Segunda Guerra Mundial. A Keys le llamaba la atención que, mientras que los ejecutivos de Estados Unidos –en ese entonces la gente que mejor comía en el mundo– presentaban índices muy altos de enfermedades cardiovasculares, en la Europa depauperada de la postguerra, la gente no sólo no presentaba estas enfermedades, sino que en las áreas más pobres (sur de Italia, sur de España, Grecia) se encontraba la gente más longeva del mundo.

El estudio de Albaugh y una severa crítica a sus primeros resultados publicados, lo movieron a viajar a los sitios para estudiarlos, e inició uno de los estudios pioneros sobre lo que hoy sabemos:

Índices altos de colesterol = mayor riesgo cardiovascular.

Se llamó el Estudio de los Siete Países, incluyó cohortes en Estados Unidos (2), Finlandia (2), Países Bajos (1), Italia (3), la entonces Yugoslavia (2 en Croacia y 3 en Serbia), Grecia (2) y Japón (2). El estudio se extendió durante más de 50 años y aportó mucha información acerca de los factores de riesgo cardiovasculares.

De todas las combinaciones posibles, la dieta que se sigue en Grecia, el sur de Italia y el sur de España, todas con el aceite de oliva como componente principal, tienen el mayor efecto de protección cardiovascular. Un estilo de vida activo, con una dieta frugal, compuesta predominantemente por productos vegetales y reducida en productos de origen animal, protege marcadamente de enfermedades cardiovasculares. De ahí que en Italia y Grecia sean notablemente longevos. El mismo Ancel Keys murió a los 100 años, siguiendo los preceptos dietéticos que él mismo describió.

Keys se apoyó en la imagen de salud proyectada por los países mediterráneos entre los estadounidenses para formular una dieta más racional, pues la dieta norteamericana de su época abusaba del consumo de ciertos productos (carne, huevos y mantequilla) e ignoraba otros (verduras y pescado).

Acabó formulando una dieta en la que predominaban los productos vegetales, complementada con cantidades justas de carne y pescado. Lamentablemente eso se entendió mal y la dieta “baja en grasas” dominó durante al menos dos décadas, con graves resultados.

Durante los últimos años se han realizado importantes estudios, que han confirmado los beneficios de modificar la dieta en el riesgo cardiovascular.

El primero se realizó en Lyon, Francia, donde se comparó la dieta baja en grasas y alta en carbohidratos recomendada por la American Heart Association (AHA), contra la dieta mediterránea, durante un seguimiento de varios años. ¿El resultado? Quienes siguieron la dieta mediterránea disminuyeron de 50% a 70% el riesgo de enfermedad cardiaca recurrente. Muchos otros parámetros, como los niveles de colesterol total y LDL disminuyeron.

Adicionalmente, en 2013 se publicó un gran estudio multicéntrico, realizado en España, donde se efectuó un seguimiento a casi 7,500 personas, entre 55 y 80 años, durante un promedio de 4 años y medio. A una tercera parte de ellos se les dio gratuitamente un litro de aceite de oliva a la semana, a otro tercio una ración semanal de nueces y frutos secos, y al resto consejos dietéticos sobre una dieta baja en grasas, como la recomendada por la AHA. El aceite de oliva y las nueces se mostraron factores protectores (el aceite discretamente mayor) contra la dieta baja en grasas, al proteger de eventos cardiovasculares.

Y los estudios continúan, por citar dos ejemplos: Se ha descrito que la combinación de vegetales de hoja verde con aceite de oliva, al mezclarse, favorece una reacción química que produce ácidos grasos nitrogenados, capaces de bajar la presión arterial; y otro más, cuyos resultados preliminares muestran que los niños que ingieren una dieta mediterránea se mantienen en su peso y –dentro de ciertos límites– la dieta los protege de la obesidad. Y seguro seguirán realizándose investigaciones en muchos lugares.

A la dieta mediterránea se le puede añadir el consumo de vino –particularmente tinto– que también ayuda a controlar el colesterol y disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Aunque recientemente controvertido, se ha propuesto el Resveratrol (un componente de las uvas rojas y negras) como antioxidante. El consumo de dos copas de vino de 100 ml, o dos vasos de cerveza pequeños, en sí mismo es ya protector; sumado a la dieta mediterránea, la protección se potencia. Claro, abusar del alcohol es malo en todos los casos.

Aunque existen probablemente entre 50 y 70 tipos de menús que entran dentro de la categoría de dieta mediterránea, que la UNESCO declaró patrimonio inmaterial de la humanidad, se puede resumir en unas guías sencillas propuestas por la Dra. Catherine Itsiopoulos, de la Universidad de La Trobe, en Melbourne:

  • Usar aceite de oliva como la principal grasa añadida (60 ml/día).
  • Comer vegetales con cada comida (incluir 100 g de verduras de hoja verde, 100 g de tomates y 200 g de otros al día).
  • Al menos dos comidas basadas en legumbres (250 g por ración) a la semana.
  • Al menos dos porciones de pescado (150-200 g por porción) a la semana, e incluir pescados ricos en grasa.
  • Comer carnes rojas (res, cerdo, pollo) con menos frecuencia, idealmente no más de una vez a la semana.
  • Comer fruta fresca todos los días y frutos secos con nueces como snacks o postre.
  • Comer yogurt diariamente, pero queso con moderación.

Incluir cereales y pan integral con las comidas.

  • Beber vino diariamente con moderación (1-2 copas al día), siempre con comida y sin llegar a emborracharse.
  • Sólo comer dulces y tomar bebidas azucaradas en ocasiones especiales.

La Dra. Itsiopoulos, descendiente de una familia migrante griega que ha vivido y desarrollado su carrera de investigación en Australia, ha realizado estudios sobre el modo de vida, además de la dieta, y ha encontrado algo muy interesante: Cultivar tus propios vegetales ayuda a tener una dieta más sana. Incluso teniendo un huerto casero, la mayor exposición al sol y síntesis de vitamina D, tener alimentos más nutritivos (los vegetales sembrados en casa tienen más nutrientes y menos pesticidas), además de aumentar la ingesta total de vegetales.

Así que los beneficios cada vez están más comprobados, el aceite de oliva y las nueces están disponibles y no parece ser tan complicado. ¿Por qué no adoptar la dieta mediterránea para toda la familia?

 

 

Recetas de Cocina: Trufas de chocolate.

En fechas como las que se aproximan, en que cada vez tenemos más cosas que hacer y menos tiempo para hacerlas, nos topamos con algunos compromisos; personas a quienes es necesario dar un “detallito”. Hacemos cuentas mentales, las volvemos a hacer y no hay forma de que nos alcance.

Ingredientes  

¾         de taza de crema

400      gramos de chocolate amargo rallado

70        gramos de mantequilla picada

2          cucharadas de Cointreau (licor de cáscara de naranja)

1          taza de nueces troceadas

Cacao en polvo para cubrir las trufas

 

Preparación

  1. En una cacerola calentar la crema hasta que hierva. Retirarla del fuego, agregar el chocolate. Mover hasta que se funda por completo.
  2. Incorporar la mantequilla mezclando hasta que se derrita.
  3. Agregar el Cointreau y volver a mezclar muy bien.
  4. Verter la mezcla en un recipiente y cubrir con plástico transparente. Refrigerar por dos horas o hasta que tenga una textura moldeable.
  5. Con la mezcla anterior, formar bolas del tamaño de una nuez y nuevamente refrigerarlas en una charola hasta que se solidifiquen.
  6. Revolcarlas en el cacao en polvo o en las nueces.

 

Tip laneta

Para cuidar el mundo que vamos a heredar a nuestros hijos, puedes envolver estos regalos en papel estrasa o en tela de manta burda y decorar con un listón rojo, en lugar de usar plástico.

Diabetes, grave problema de salud pública.

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica, cuya principal característica son los elevados niveles de azúcar (glucosa) en sangre. En una persona con diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina, las células no responden de manera normal a la insulina, o en algunos casos, una combinación de ambas anomalías.

Los niveles altos de azúcar en la sangre están asociados con daños en diversos órganos y tejidos, por ejemplo, los ojos, la piel, los pies, los nervios, los riñones, el sistema inmunológico y la función sexual, por lo que es muy importante mantener la diabetes bajo control.

Los tres principales tipos de diabetes son:

La Diabetes Mellitus tipo 1 es aquella que afecta principalmente a niños y jóvenes. No están claras las causas, pero se sabe que ciertos factores genéticos o auto inmunitarios pueden incidir en la producción de insulina.

Diabetes mellitus tipo 2 que afecta en especial a adultos, sin embargo, cada vez son más los jóvenes, e incluso los niños, que la presentan, debido al actual estilo de vida, más sedentario y con hábitos alimenticios poco sanos, que favorecen el sobrepeso.

Diabetes Gestacional que afecta a mujeres embarazadas en etapas avanzadas de la gestación y suele desaparecer después del parto; estas pacientes y sus hijos tienen mayores posibilidades de desarrollar más tarde diabetes mellitus tipo 2.

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas, y que actúa como una llave que permite que la glucosa (azúcar) de los alimentos que ingerimos pase de la sangre, a las células del músculo, la grasa y las células hepáticas, donde puede almacenarse o utilizarse como fuente de energía. Los alimentos con alto contenido de azúcar estimulan la producción de insulina, en una persona sana.

La diabetes, en cualquiera de sus tipos, debe ser controlada por un médico, quien recetará medicamentos adecuados según el caso y sugerirá un estilo de vida más saludable que incluye:

  • Elegir hidratos de carbono complejos, es decir cereales y granos integrales, que contienen mayor cantidad de fibra, lo que hace que la absorción de glucosa sea más lenta, sobre los hidratos de carbonos simples, como el azúcar, la miel o los jugos.
  • Elegir pescado, pollo o pavo sin piel, por encima de carnes saladas o grasosas.
  • Elegir leche descremada por encima de leche entera y limitar el consumo de grasas de origen animal, como manteca, crema, mantequilla o tocino.
  • Cocinar con poco aceite, prefiriendo mejor hornear, asar o hervir, en lugar de freír los alimentos.
  • Limitar el consumo de sal y los alimentos procesados.
  • Dividir la alimentación de un día en tres comidas fuertes y dos colaciones.
  • Limitar los postres, galletas y panes dulces.
  • Beber suficiente agua.
  • Hacer ejercicio y mantenerse delgado y tonificado.

 

Atletas famosos: ¿Su genética es diferente?

Dr. Enrique Cruz Guzmán

Pediatra Intensivista

http://drenriquecruzpediatra.com.mx

www.medkids.com.mx

 

Desde que el deporte es competitivo, y sobre todo en las últimas décadas en las que se han alcanzado logros increíbles, es normal que los científicos y el público en general se pregunten si los atletas son personas de otro mundo.

Hace algunos años se decía que la fisiología más adecuada para algunos deportes dependía del tipo de cuerpo, incluso se tenía la referencia de que una estatura y un peso medio en una persona lo caracterizaban como un cuerpo ideal para todo tipo de ejercicio. Con el paso del tiempo la ciencia ha ido avanzando, y esta idea fue abandonada, por lo que se empezó a buscar individuos cuyas características físicas los hicieran más aptos para ciertos deportes.

Actualmente se cuenta con una amplia variedad de factores que determinan el éxito deportivo, como es la epigenética, la genética, el entrenamiento, la psicología, la nutrición y otros factores ambientales. Recientemente se sugiere que algunos atletas tienen combinaciones de alelos* de diferentes genes, que podrían influir sobre los componentes del rendimiento deportivo, como la fuerza, potencia, resistencia, la respuesta a la deshidratación, tamaño y composición de las fibras musculares, flexibilidad.

*Un alelo es cada una de las dos o más versiones de un gen. Un individuo hereda dos alelos para cada gen, uno del padre y el otro de la madre.

Por ello se llevó a cabo el estudio de polimorfismo en genes asociados al estado atlético, estas variantes conllevan a una posible asociación entre la herencia genética y el rendimiento deportivo en un 66%. Se tienen identificados más de 200 marcadores genéticos que están vinculados con algún fenotipo** del rendimiento físico. Sin embargo, un solo atleta cuenta con 79 polimorfismos de ADN, de los cuales 59 están relacionados con la resistencia y 20 con la potencia. Estos genes se encuentran dentro de los 40 genes autosómicos***, ADN mitocondrial y el cromosoma Y. Casi todos los genes, excepto el 13, 16, 18, 20 y el cromosoma X, incluyen marcadores genéticos relacionados con el deporte.

**Un fenotipo es cualquier característica o rasgo observable, como la estatura, el color de ojos, o el grupo sanguíneo, y resultan de la expresión de los genes de un organismo.

***Los genes autosómicos se encuentran en uno de los 22 pares de cromosomas no sexuales, pudiendo afectar con igual probabilidad a hijos e hijas.

En el deporte la resistencia y potencia son las características más estudiadas; los principales genes relacionados con estas características son ACTN3 y ACE, que están vinculados con la capacidad del músculo para una contracción rápida; para la regulación de la presión arterial está el gen VO2 y las AQP1, aquaporinas, que sirven para la regulación de los fluidos corporales.

Referencias:

Peña Carrillo B. J., Valadez Lira J. A. y Ochoa Ahmed F. 2011. Asociación genética con el rendimiento deportivo en tenistas y voleibolistas de competencia.

Pérez Triviño J. L. 2014. Manipulación genética y deporte. Disponible en https://www.fundaciogrifols.org/documents/4662337/4688875/beca0109_jose_luis_perez.pdf/ac156fc5-76f0-4a25-943b-1e8b2f5bea18.

 

 

Top