Avances MÉDICOS en la DIABETES MELLITUS

Dr. Enrique Cruz Guzmán    /    Pediatra Intensivista    /   www.medkids.com.mx

¿Te gustaría tener al alcance de la mano la fórmula para prevenir la Diabetes Mellitus?

Está a nuestro alcance, más cerca de lo que puedes imaginar, y es tan sencilla como seguir un régimen alimenticio estricto, dejar a un lado el sedentarismo y una serie de implicaciones que harán que tu vida le dé la espalda a la Diabetes Mellitus tipo ll.

La diabetes en la actualidad está convirtiéndose en una de las grandes epidemias del siglo XXI. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, de 1995 a la fecha, el número de personas que viven con diabetes se ha triplicado, la cifra actual llega a más de 347 millones de personas en el mundo que viven con diabetes.

Algunos síntomas, como la sed y hambre excesiva, pérdida de peso de una manera incontrolable, pueden ser los síntomas más significativos que nos hacen pensar en el padecimiento de la Diabetes Mellitus Tipo ll, en este caso, un buen régimen alimenticio, práctica de algún deporte y evitar el sedentarismo, son formas de prevenirla, y en personas propensas a padecerla por genética les ayudará a evitarla a temprana edad.

La clave a la futura cura de la Diabetes se ve inmersa en una serie de avances, tanto tecnológicos como científicos, que darán la respuesta a muchas interrogantes acerca del tratamiento.

Existe una serie de avances en los tratamientos que aseguran una mejora en dicha enfermedad, algunos de los más importantes son:

Una nueva insulina inhalada. La Afrezza es una insulina de acción rápida que se utiliza antes de cada comida, o inmediatamente después de haber comenzado a comer. Viene en un pequeño inhalador, y cada cartucho contiene una dosis única. Cualquier persona que dependa de la insulina (esto es, todas las personas con diabetes tipo 1 y un número creciente de personas con diabetes tipo 2), puede utilizar Afrezza.

La Afrezza es absorbida por el cuerpo más rápidamente y de forma diferente que la insulina inyectada. Alcanza el pico máximo entre 12 y 15 minutos después de haberla inhalado, mucho más rápido que la forma normal humana o los análogos de insulina de acción rápida. Así pues, con la insulina inhalada el proceso de tratamiento es más sencillo.

La implementación de las células madres en el tratamiento para la Diabetes Mellitus es un gran avance. La biología de las células madre resulta prometedora y podría aportar los avances que la comunidad diabética viene esperando.

Recetas de cocina. Sopa de salmón con verduras.

México cuenta con más de 11 mil kilómetros de litoral, y es a través de la pesca que se generan más de 300 mil empleos directos y más de dos millones de empleos indirectos. Sin embargo, quienes no vivimos cerca del mar rara vez incluimos pescado en nuestra dieta cotidiana y esto debería de cambiar.

Así que te reto a incluir pescado en tu dieta dos o más veces a la semana, prueba con esta receta sencilla y deliciosa.

Sopa de salmón con verduras

Ingredientes  

La cabeza, huesos y piel de un salmón

½         cebolla

2          dientes de ajo

1          nabo chico, pelado

3          ramitas de tomillo

2          hojas de laurel

½         kilo de lonchas de salmón cortadas en trozos grandes

½         poro finamente picado

3          zanahorias peladas y cortadas en trozos grandes

2          papas peladas y cortadas en trozos grandes

2          litros de agua

3          cucharadas de aceite de olivo

Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. En una cacerola grande poner a cocer la cabeza, piel y huesos del salmón con la cebolla, el ajo, el nabo, el tomillo y el laurel. Una vez que rompa el hervor, salpimentar, tapar y dejar que se cocine durante 45 minutos aproximadamente. Colar y reservar.
  2. En otra cacerola calentar el aceite de oliva y sofreír el poro, las zanahorias y las papas. Agregar el caldo y dejar que se cocine hasta que las verduras estén casi listas.
  3. Agregar el salmón y dejar que se cocine por cinco minutos aproximadamente. Servir muy caliente, acompañada de pan.

Ayurveda: Las 7 reglas de oro para la salud perfecta

Por M. H. Espinosa      www.yogalovemexico.com     Facebook: Facebook / yoga.love.méxico

Cuenta el mito hindú que, en el inicio de los tiempos, los dioses (Devas) y los demonios (Asuras) eran mortales; impulsados por el afán de conseguir la inmortalidad idearon juntos el plan de extraer del fondo del gran Océano de Leche el tesoro de la amrita, el néctar de la inmortalidad. Se dice que después de muchos intentos fallidos, el gran dios Visnú intervino y los guio para poder lograr la hazaña. Juntos, dioses y demonios forzaron a la gran serpiente Vāsuki, obligándola a funcionar como agitador para hacer subir la amrita del fondo del mar. Del gran Océano de Leche brotaron muchos tesoros, pero el más codiciado fue DhanuanTari, el médico de los dioses, que apareció sosteniendo en una de sus cuatro manos una copa llena del néctar de la inmortalidad y hierbas medicinales. Este mito es conocido por su nombre en sánscrito, samudra manthana, que en español se traduce como Batido del Océano, y es el marco mitológico que le da inicio a la gran medicina tradicional de India, mejor conocida hoy en día como Ayurveda.

En la actualidad se debate si DhanuanTari fue un curandero de carne y hueso, o si es sólo un mito, pero en general todos le atribuyen a este personaje la autoría del Áiur vedá, o Ayurveda. Se dice que DhanuanTari conocía refinados protocolos y procedimientos para curar con hierbas medicinales, y podía incluso realizar cirugías en sus pacientes, sin necesidad de aplicar anestésicos.

A pesar de su origen milenario, los conocimientos heredados de esta ciencia siguen siendo vigentes e increíblemente fáciles de aplicar en nuestra vida moderna. En esta ocasión vamos a revisar 7 reglas básicas para tener una salud perfecta, que nos ayudarán a vivir más sanos, sin necesidad de llegar a extremos como pactar con los asuras y batir océanos de leche.

  1. Vigila tu postura

En el mundo del Yoga existen pocas cosas tan importantes como la alienación corporal correcta (mientras lees estas líneas toma un segundo para verificar la posición de tu espalda). Tu cuerpo requiere de una buena postura para poder estar sano, si estás mal sentado, mal parado o incluso mal acostado atrofias la forma en la que la sangre corre por el cuerpo, e incluso entorpeces el flujo de energía del cuerpo. Pon atención en los siguientes detalles: observa que tus hombros no estén empujados hacia el frente (no hagas jorobas con tu espalda), vigila que al estar de pie tu peso esté repartido en ambos pies por igual, busca mantener en todo momento tu musculatura abdominal ligeramente apretada hacia adentro. Procurar una buena postura en todo momento es un elemento básico que no debes subestimar, por sencillo que parezca. Si tienes dudas sobre este punto consulta con tu maestro de Yoga de confianza.

  1. Aprende a respirar correctamente

La respiración es siempre el elemento secreto del éxito, en especial en momentos difíciles o estresantes. Es muy común que la gente desaproveche su capacidad pulmonar, por lo general una persona llega a hacer 18 respiraciones por minuto, en reposo, haciendo respiraciones cortas y superficiales. Los grandes maestros de Yoga señalan que en reposo se puede optimizar la respiración para hacer una respiración cada 5 minutos, sin que se afecte el ritmo cardiaco. La clave está en aprender a respirar correctamente. Como dato especial, en Yoga se manejan muchos ejercicios de respiración con distintos propósitos, pero uno de los ejercicios más espectaculares es la respiración Ujjayi, que significa “victorioso”. Dicen los grandes místicos que los que practican Ujjayi obtienen la victoria sobre la muerte. En caso de que tengas dudas sobre este tema consulta con un maestro de Yoga calificado.

  1. Tu comida más fuerte se debe realizar cuando el sol está en lo más alto

Pocas personas saben que algunas horas del día son más adecuadas para comer que otras. Según la medicina ayurvédica, los mejores horarios para ingerir la comida más abundante del día corresponden a los momentos donde el sol se encuentra en su punto máximo. El sol representa la energía que necesita el cuerpo para efectuar el proceso digestivo, aportando la vitalidad que necesita el cuerpo para transformar la comida en energía. A su vez se recomienda no ingerir alimentos pesados después de que se va el sol. En particular se enfatiza no hacer cenas pesadas, ya que el cuerpo no tendrá la capacidad de digerir esa comida hasta que vuelva a salir el sol. Este punto es de gran importancia, por esotérico que pueda leerse, la visión de esta disciplina es que tu comida puede funcionar como la medicina que tu cuerpo necesita o convertirse en el veneno que te enferma. Para saber exactamente qué alimentos le convienen más a tu cuerpo es necesario que un experto en Ayurveda haga un diagnóstico e indique la forma correcta de balancear los doshas y gunas del cuerpo.

  1. No tomar agua fría, ni comida fría, en especial durante el otoño e invierno

Durante los meses fríos del año es muy importante evitar ingerir alimentos crudos o fríos (sí, el helado cuenta como alimento frío), ya que el cuerpo desviará su preciosa energía en calentar y digerir esa comida. Es especialmente importante no beber agua helada durante TODO el año. Este es un punto sumamente importante, ya que estamos acostumbrados a acompañar nuestros alimentos con refrescos de cola fríos, y esto entorpece el proceso digestivo. La recomendación en este punto es sustituir el refresco por un vaso de agua tibia o por una taza de té. El agua tibia ayuda a la digestión y a la depuración de toxinas del organismo. Para muchas personas soltar la adicción a los refrescos es un gran reto, pero con disciplina todo se puede alcanzar.

  1. No ingerir comida sin antes haber digerido la comida anterior

Puede sonar obvio que no se debe ingerir comida sin que antes se haya digerido la comida previa, pero en la práctica suele complicarse la ejecución. En el budismo tibetano este es un punto que se enfatiza para las personas que quieren tener una vida longeva. En muchos sistemas medicinales se menciona la importancia de periodos de ayuno, para permitirle al organismo espacios de reposo y depuración. Un consejo muy común entre las personas que practican yoga es hacer una cena ligera a las 7 o a las 8 p. m. y después no volver a ingerir alimentos hasta el desayuno, a las 8 o 9 a. m., permitiéndole al cuerpo descansar y ocupar su energía para repararse y dormir. Esto también ayuda a contrarrestar problemas intestinales, como tránsito lento y gas.

  1. Comer en silencio, en espacios tranquilos, masticando bien los alimentos

Tan importante como el horario para comer es la actitud con la que comes. Tu comida es tu principal fuente de energía para vivir, es por lo que debes tener especial cuidado en hacer comidas nutritivas, en los momentos adecuados, en los espacios adecuados. Enric Corbera, experto en bioneuroemoción, menciona que el 99% de los problemas intestinales se deben a que no sabemos comer tranquilos, en silencio y masticando bien los alimentos. Según la teoría de la bioneuroemoción, todos los momentos en los que el cuerpo presenta una inflamación, se deben a que el cuerpo se siente en emergencia y bajo ataque. Si después de comer se te inflama el estómago o el intestino, no fue culpa de la comida, se debe a que comes estresado. Es muy popular en México comer con la televisión prendida, viendo noticias o series, subestimando el impacto que tiene esto en nuestra psique y en nuestro proceso digestivo. Has la prueba de comer solo, tranquilo, en silencio, masticando varias veces tu comida, y notarás cómo tu digestión se regula sola. Busca que tu rutina tenga este tipo de espacios para ti, y olvídate del estreñimiento, la colitis, la diarrea, el gas y todos esos males, que probablemente ya te acostumbraste a presentar.

  1. Aprende a relajarte

Éste es posiblemente el punto más importante para tener en cuenta de todo el artículo. Tu cuerpo es una máquina perfecta; sí, con todo y todo, así como lo ves, es una máquina perfecta que ya cuenta con todo lo que necesita para estar sano y bien. No necesitas más que saber activar los procesos de auto-reparación y sanación del cuerpo, para mantener para siempre tu salud. Estos procesos se activan de manera natural cuando el cuerpo está en reposo, relajado y tranquilo. Esto suena muy sencillo, pero muchas personas tienen problemas para relajarse y dejarse ir. Miles son los que necesitan de una píldora para poder dormir, o de un calmante para no perder la paciencia durante el día. Dejar que el cuerpo se relaje y se reponga es algo que todos los bebés saben hacer, pero la mayoría de los adultos no. En el camino a la edad adulta perdemos información básica, como esa, y después necesitas ingerir siete pastillas distintas para iniciar tu día, más cuatro o cinco tazas de café. Nada de eso tendría espacio en tu vida si te supieras relajar a voluntad, para descansar profundo. Si necesitas ayuda en este punto entra a una clase de Yoga, o reserva una sesión de armonización con Cuencos de Himalaya, notarás inmediatamente cómo tu cuerpo mejora.

3 Regalos de Navidad.

Por M. H. Espinosa

www.yogalovemexico.com

Facebook: facebook/yoga.love.méxico

En estas épocas navideñas es imposible no recordar el clásico inmortal de Charles Dickens, A Christmas Carol, que normalmente se traduce como “Cuento de Navidad”, donde el Señor Ebenezer Scrooge es visitado por tres espíritus navideños: el espíritu de las navidades pasadas, el espíritu de las navidades presentes y finalmente el espíritu de las navidades futuras, y entre los tres logran romper el hielo que envuelve el corazón del frío y avaro Scrooge, y hacer que vuelva a disfrutar de la vida y ser una persona sana nuevamente.1 Este clásico infantil puede ser mal interpretado como un cuento exclusivamente para niños, pero siendo completamente sinceros, ¿cuántos de nosotros no hemos crecido para abandonar nuestro asombro y simpleza infantil, para remplazarlas con actitudes de “grinch”, en especial durante estas fechas, siendo ahora nosotros el Scrooge de nuestra propia historia? Es por ello que en esta ocasión he decido hacerte tres regalos de navidad, emulando a Dickens, para ver cuánto hielo podemos remover de nuestros corazones.

El regalo de las navidades pasadas

En el mundo de la psicología actual se reconoce que, desde el nacimiento hasta los 3 años, el cerebro del bebé se encuentra en un momento sumamente receptivo, comparable con un estado de hipnosis, donde toda la información que se recibe queda interiorizada, casi como un “mandamiento divino”. En este estado de intensa recepción cualquier frase como: las niñas bonitas no se enojan, a papá le molesta que llores, los niños no lloran, mamá es más feliz cuando no haces ruido, las niñas bonitas siempre comparten sus juguetes, etc., tiene el potencial de quedar como una regla inquebrantable, que después se manifiesta en el adulto como parte de su personalidad. En el caso de la frase “las niñas bonitas siempre comparten sus juguetes”, puede dar lugar a que como mujer adulta tenga problemas para ponerle límites a las personas que la rodean, y en el caso de la famosa frase “los niños no lloran”, puede desencadenar un patrón que imposibilite al niño de expresar emociones ya siendo adulto. El problema radica en que toda esa información que traemos dentro, como un “programa” que corre en nuestro cerebro sin que nosotros nos demos cuenta, gobierna nuestra vida, decisión por decisión. Carl Gustav Jung, un médico psiquiatra suizo, solía decir: “hasta que no te hagas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá tu vida y tú le llamarás destino”.2 La mayoría de las teorías psicológicas coinciden en que cerca del 95% de nuestras decisiones son tomadas por la mente inconsciente, y sólo el 5% de nuestras acciones nacen de la mente consciente. Enric Corbera, uno de los mayores exponentes de la teoría de la Bioneuroemoción,3 afirma que el estado emocional de una madre, durante los primeros tres meses de embarazo, marca por siempre la vida de ese bebé, llegando incluso a pasar información y expectativas del clan familiar a ese bebé, aun sin haber nacido. A esto Enric Corbera le llama “programación” y sistema de “creencias” familiares. Te puedes estar preguntando: ¿En dónde radica la importancia de saber esto? Muy simple, todos conocemos la famosa frase de “nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira”, pues resulta que todas nuestras creencias familiares, sumadas con nuestra programación, forman dos cristales a través de los cuales miramos el mundo y todo lo que nos rodea, pero no somos conscientes de ello. Nos resulta casi imposible ver las cosas como genuinamente son, ya que constantemente vemos las cosas bajo unos lentes que las modifican y distorsionan, para bien o para mal. Las cosas y las personas que nos rodean sólo son. Nada es intrínsecamente bueno o malo, todo sólo es. Nosotros imprimimos a las cosas y a las personas los calificativos de “bueno” o “malo”, según nuestro sistema de creencias y nuestra programación. Un ejemplo puede ser la celebración de Navidad, algunas personas odian la fecha, otras la esperan con ansia cada año, pero ambos puntos de vista son una proyección personal. La Navidad sólo es, ni para bien, ni para mal, sólo es. Nosotros le agregamos la carga emocional extra.

Tu  primer  regalo es:

Toma consciencia de toda tu programación y sistema de creencias familiares, y ganarás por primera vez en tu vida LIBERTAD EMOCIONAL.

El regalo de las navidades presentes

Visitemos ahora el momento presente. De manera natural solemos subestimar el poder que nos habita, escuchamos frases como: “tu pensamiento crea tu realidad” o “todas las cosas están interconectadas”, pero suena más a un pensamiento bonito para una tarjeta de cumpleaños, que a algo que te tomes en serio. Nos parece mucho más fácil pensar que entró Mercurio retrógrado y que por eso nos despidieron del trabajo, o que Dios nos mandó hijos drogadictos que nacieron con esa “mala estrella”, que asumir que nosotros tenemos la responsabilidad de las cosas que nos ocurren en todos los escenarios. Se nos pasa por alto que la mayoría de nuestros pensamientos destructivos y negativos terminan manifestándose en nuestras vidas como profecías autocumplidas, y no como un destino cruel del que no nos podemos escapar. Después de leer estas líneas muchos pueden estar diciendo: “yo no pensé ojalá que me despidan, yo sí quería mi trabajo” o “no, de verdad que mis hijos sí salieron mal de fábrica, yo no los pedí así”, pero el problema es que no somos conscientes de cómo nuestra psique se manifiesta en nuestras vidas. Recordemos lo que decía Jung, no fue el destino, fue tu mente inconsciente la que así manifestó las cosas.4

Enric Corbera menciona en sus seminarios de Bioneuroemoción que una de las principales características de lo divino es su capacidad para crear, dado que los humanos estamos hechos a forma y semejanza de lo divino, está intrínseco en nuestra naturaleza esa capacidad para crear constantemente.5 Es por ello que todas esas frases de “tú eres lo que piensas” o “vigila tu pensamiento, ya en el futuro se manifestará como tu realidad”, son completamente reales y no simples palabras en las tarjetas de felicitaciones. Con cada pensamiento, y con cada emoción, vamos formando nuestro mundo, lo que nos lleva a plantearnos: pero qué pasa cuando me enfermo, de manera consciente nadie quiere agonizar con una enfermedad incurable. Para Enric Corbera todo síntoma es resultado de una incoherencia entre los impulsos naturales del individuo y sus creencias programadas.

Tu segundo regalo es:

Toma consciencia de todas las incoherencias que forman parte de tu día a día y lograrás ir un paso adelante de todos tus males. Como un bono extra, si estás enfermo, te invito a poner en un buscador por internet las palabras: “Diccionario de Bioneuroemoción” (es gratuito). De nada.

El regalo de las navidades futuras

Al igual que Dickens, vamos a cerrar este cuento con una visita al futuro. ¡Cuida tu ambiente emocional! Es de suma importancia que le pongas atención al ambiente emocional en el que vives a diario. Recientes investigaciones han descubierto que las personas de la tercera edad que utilizan menos medicamentos, y se encuentran en mejores estados de salud, a comparación con otras personas de la misma edad, tuvieron buenos ambientes emocionales durante sus primeros 50 años de vida. Si quieres una vejez saludable necesitas mejorar tu ambiente emocional y buscar cultivar relaciones significativas de calidad con otras personas. Un ambiente emocional sano quiere decir eliminar las relaciones tóxicas que se encuentran presentes en tu vida. Enric Corbera dice: “Un mal ambiente emocional no te mata de inmediato, pero te roba la vida a pellizcos”.6 Si te encuentras en un trabajo que odias, renuncia ya; si tu esposa/esposo te tiene harto, divórciate ya; si no eres feliz con esos amigos, busca unos nuevos de inmediato. Desde este momento regálate un ambiente emocional sano, con relaciones basadas en amor y respeto.

Tu tercer regalo es:

La salud y bienestar de tu futuro dependen de la salud de las relaciones de tu presente. Rodea tu vida de amor, da amor y eso mismo vas a recibir en el futuro.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

 

Referencias:

1          Cuento de Navidad, de Charles Dickens.

2          Carl Gustav Jung, /www.psicoactiva.com/ (google) recuperado el 18-09-2018.

3          Enric Corbera. Instituto de Bioneuroemocion:

https://www.enriccorberainstitute.com/bioneuroemocion (google) recuperado el 18-09-2018.

4          Op. Cit.

5          Enric Corbera Institute:

https://www.enriccorberainstitute.com/ (google) recuperado el 18-09-2018.

6          Op. Cit.

Bibliografía:

  • Charles Dickens. Cuento de Navidad. Alianza Editorial, 2016.
  • Carl Gustav Jung

/www.psicoactiva.com/ (google) recuperado el 18-09-2018.

  • Enric Corbera. Instituto de Bioneuroemoción: https://www.enriccorberainstitute.com/bioneuroemocion (google) recuperado el 18-09-2018.

Volver a vivir, el camino diario de la diálisis.

Yo era como todos ustedes, una persona que siempre pensaba en mejorar para tener un gran futuro, con proyectos y muchas ganas de vivir, con una salud aceptable, donde había días de achaques, pero nada sobresaliente o para asustarse, síntomas que, como muchas personas, dejamos pasar por no considerarlos relevantes. Pero de repente sucedió algo que cambió mi vida, y también la vida de las personas más cercanas a mí. Me dijeron que tenía una enfermedad que desconocía por completo, insuficiencia renal crónica.

Antes de comenzar a contarles un poco de mi historia, me gustaría presentarme. Mi nombre es Ana Karina, tengo 29 años, nací en Aguascalientes, pero desde muy chica nos mudamos a la CDMX, donde sigo viviendo hasta el día de hoy. Me gradué como Química de Alimentos en la UNAM, y ahora me encuentro únicamente en casa. Me considero alegre y positiva, soñadora de ideales que muchos consideran inalcanzables, a veces tengo días de desesperación, pero intento observar todas esas emociones y calmarme.

Llevo cerca de 11 meses en diálisis peritoneal, en este tiempo he probado los 2 tipos de terapia, tanto manual como con máquina.

Ahora sí estoy lista para contarles. Me detectaron la insuficiencia renal aproximadamente a mis 21 años de edad, todo por un dolor agudo en la espalda baja. Inicialmente se creyó que era una simple infección de vías urinarias, pero los análisis fueron mostrando que el daño era mucho más grande que eso. El resultado final, después de días internada en el hospital, fue que mis dos riñones estaban funcionando únicamente al 30% de su capacidad. Que no tenían un estimado de cuánto tiempo duraría ese porcentaje y que lo único que podían hacer era monitorearme seguido con análisis, dieta y medicamentos.

Yo sentía que era tan fuerte que nada podría tirarme nunca, como coloquialmente se dice “me tragaba el mundo a puños”. Acepté, según yo, de una forma muy madura la noticia, y con la gran disciplina que me caracterizaba, comencé a seguir de manera rigurosa todas las indicaciones de los médicos. Tomaba mis medicamentos, no me salía del margen de la dieta por ningún motivo y asistía puntual a mis revisiones.

Así estuve cerca de un año, mis niveles seguían manteniéndose en un 30% de función, así que consideré que siguiendo ese mismo estilo de vida podría mantener ese porcentaje por muchos años más.

Viví muchos años con la enfermedad renal sin mayor complicación, hasta que hace un año descuidé las cosas que me mantenían bien y comencé a presentar síntomas que jamás había tenido, como los pies hinchados.

En cuestión de días mi salud se deterioró y la diálisis nos encontró en Cuernavaca. Y digo “nos encontró”, porque mi esposo ha pasado a mi lado cada segundo de todo este camino. Estábamos los dos en Cuernavaca cuando comencé a sentirme mal, muy hinchada de los parpados, de los pies y las rodillas, con asco todo el tiempo, un sabor horrible en la boca, todo me hacía vomitar, no toleraba ningún alimento, ya no podía levantarme de la cama, no tenía fuerza, no me salía la voz y me costaba mucho respirar.

Personalmente, los tratamientos de diálisis, hemodiálisis y trasplante renal no me convencen del todo, considero que más allá de darte una buena calidad de vida o recuperarte, te vuelven dependiente de una máquina, mientras poco a poco van deteriorando más tu cuerpo, sin mencionar los múltiples efectos secundarios. Por esta y muchas otras razones yo no quería ir al hospital. Le dije a mi esposo que no me llevara, porque muy seguramente querrían dializarme y yo estaba en contra de eso.

Siendo totalmente honesta con ustedes, les diré que me sentía lista y tranquila para dejar este mundo. No sentía asuntos pendientes o la necesidad de hablar con alguien o perdonar algo, no sentía miedo por lo que pasaría, estaba casi en paz, y digo casi, porque lo único que alcanzaba a sentir era tristeza por ver la impotencia de mi esposo al no poder ayudarme. Estoy segura de que él hubiera deseado tener una varita mágica que me curara en ese momento, pero eso no existe.

Pasadas las horas estaba ya tan grave que me convencieron de hablarle a la ambulancia, yo acepté con la condición de que sólo me llevaran al hospital para estabilizarme, pero no para llevar a cabo ningún tratamiento.

El resultado no fue el deseado; llegando al hospital, y después de revisarme, me dijeron que la única solución era dializarme inmediatamente, pues no resistiría mi corazón mucho tiempo más. El doctor claramente dijo frente a mí que la esperanza de vida con diálisis era aproximadamente de 4 años. Y que, bueno, era eso o morir ese día.

¿Pueden imaginar remotamente lo que es recibir esa noticia sin tacto alguno? Sentí muchísimo enojo contra esa persona, rápidamente le dije a mi esposo que me sacara de ahí y que prefería pasar mis últimas horas en casa, junto a él, a estar atada por siempre a una máquina, con un tubo saliendo de mi cuerpo que me recordaría lo enferma que estaba. Sobrevivir con una mediana calidad de vida no me sonaba para nada atractivo.

Como verán, a diferencia de cuando me dijeron años atrás que tenía insuficiencia renal, ahora no tomé nada bien la noticia. Los médicos me dijeron que si no quería la diálisis entonces no tenía nada que hacer ahí, y se molestaron por hacerles perder su tiempo con mis berrinches. Sentía mucha impotencia. ¡Estábamos hablando de mi cuerpo, mi vida, mi salud! Y mi opinión era lo menos importante en ese lugar.

Mi esposo pidió unos minutos para hablar conmigo a solas, pude ver el miedo y la desesperación en todo su ser, pidiéndome aceptar la diálisis y diciéndome que después, juntos, trabajaríamos en la recuperación de la salud para volver a estar bien y ayudar en todo lo posible a mis riñones, pero que ahora había que cubrir la emergencia. Acepté con la condición de que solo accedería al tratamiento de diálisis peritoneal, jamás de hemodiálisis.

Tenía mucho miedo y nada de fuerza, así que confié en dejar absolutamente toda decisión en manos de mi esposo, pues yo ya no podía más. Él tuvo que hablar con los médicos para que respetaran mi voluntad, ya que querían hemodializarme de inmediato.

Pasaron las horas y, poco a poco, fueron llegando familiares y amigos al hospital, yo no tenía noción del tiempo y hay cosas que no recuerdo muy bien, pero agradezco a todos por sus oraciones, su presencia y sus buenos deseos.

Finalmente, después de estabilizarme un poco, entré a cirugía para la instalación del catéter. Sentí que mi vida cambiaba por completo en cuestión de minutos. En esos momentos le pedía a Dios estar junto a él, no soportaba más dolor, ni quería seguir adelante, siempre dije que lo último que quería en la vida era una terapia sustitutiva, por lo tanto, estar en cirugía para empezar la diálisis fue un trauma enorme para mí.

Desde entonces ha sido un proceso extremadamente complicado. Yo sé que cada uno lo vive diferente; hay a quienes la diálisis les cae de maravilla y se sienten renovados con cada cita; hay personas también que, como yo, no nos sentimos bien, que hemos pasado por muchos malos ratos.

Mi retención de agua al inicio era brutal, al menos estaba 10 kilos arriba de mi peso real de tan hinchada que estaba, esto me causaba mucho dolor, mucha asfixia, lloraba todo el tiempo, no podía comer, seguía vomitando constantemente. Sentía que el peregrinar jamás terminaría.

Me dializaban en el hospital de Cuernavaca cada 10 días, pero no era suficiente para tanto malestar. Es fácil caer en el círculo sin sentido de los hospitales. Salía de la diálisis sin motivación alguna, simplemente esperando a la siguiente cita para ver si podría sentirme un poco mejor, pero sin cura alguna.

Pasados los meses fui reteniendo menos líquidos, pero el cansancio no se iba, la tos con flemas tampoco y había días que la desesperación se apoderaba de mí, y sólo quería salir corriendo y no saber nada más.

Tiempo después, cuando ya tenía más fuerza, dejamos Cuernavaca para regresar a casa en la CDMX, tuvimos que hacer muchos cambios. Principalmente el cambio de hospital; en Cuernavaca utilizaban máquina para dializarme y aquí utilizan el método manual. Mi esposo y mi mamá tomaron el curso que da el hospital para poderme dializar en casa, así que hicimos adaptaciones al departamento con los requerimientos de los médicos.

Han sido días pesados y estresantes, pero nosotros tenemos un plan que nos llena de esperanza y nos hace limpiarnos las lágrimas en los días oscuros. Pedí una señal y la obtuve. De alguna forma llegué a un centro de medicina tradicional china en Cuernavaca, donde me explicaron que recuperar la salud sí está en nuestras manos, que es un proceso personal que no se debe dejar a terceros. Me dijeron que la recuperación no era, ni inmediata, ni mágica, había mucho trabajo por hacer, constancia en las consultas de acupuntura, algunos masajes, ejercicios de respiración y de Qi Gong, alimentación correcta y sobre todo un buen entendimiento de las emociones, para no dejarnos arrastrar por ellas, sino conocerlas y observarlas para que no nos causen estragos.

Todo esto me trajo esperanza, cosa que nadie me había dado en los hospitales.

Así que ahora me encuentro en estos 2 caminos. Uno me mantiene, puesto que ya hay un catéter de por medio, el otro recupera mi salud, y por lo tanto, mi vida.

Mi esposo y yo fuimos conociendo esta enfermedad a base de trancazos, o dicho de una manera más linda, a base de prueba y error. Lamentablemente los médicos no explican ampliamente cómo será la vida de ahora en adelante, nadie me explicó el correcto cuidado del catéter, nadie me dijo al inicio cómo funcionaba la diálisis, o las cosas que debía cuidar para no sentir calambres o cólicos en las consultas. Nadie me explicó lo que significaba “purgar” la línea de diálisis, o que las consecuencias de no hacerlo representarían un dolor insoportable en los hombros; nadie me explicó las ventajas y desventajas de dializarse con máquina o de forma manual.

No sabíamos que había diferentes peritoneos, donde algunas personas filtran más rápido que otras, en fin, muchísimas cosas primordiales que hemos ido descubriendo con el paso del tiempo y con la ayuda de compañeros de diálisis. Porque, de lo que nos hemos dado cuenta, es que sabe más la gente que vive la enfermedad día con día, que los mismos médicos.

Ellos jamás han sentido un calambre a causa de un drenaje excesivo en las sesiones, porque estoy segura que, si supieran de esos dolores, les importaría la opinión de los pacientes.

Con toda esta falta de conocimiento inicial me decidí por iniciar un blog donde cuento mi historia, de una forma muy personal, sin nada de formalidades, ni tampoco hipocresías o cosas falsas. Cuento mi historia tal cual la fui sintiendo. Describiendo los días de sufrimiento, pero también compartiendo con ustedes la emoción de las buenas noticias.

También me gusta dar información sobre el tratamiento, es lo más importante. Considero que es un blog de ayuda, principalmente para las personas que inician el camino de la diálisis. Muchas veces nosotros vimos y vivimos la falta de información por parte de los médicos. Cuando todo esto inició en mi vida, mi familia, mi esposo y yo nos sentíamos muy desorientados, con muchas dudas y mucho miedo. Me gustaría poder evitar un poco esas sensaciones en personas que se encuentren con enfermedades renales por medio de mis palabras. Y no sólo a las personas en diálisis, también es una buena herramienta de información para los familiares, para que conozcan el alcance de la enfermedad, de sus síntomas y de las emociones que puede llegar a generar en nosotros.

Los invito a que conozcan mi blog, donde de manera mucho más amplia encontrarán detalles de este nuevo camino en mi vida. Que poco a poco formemos comunidad, me gustaría trasmitirles la sensación de que no están solos, podemos apoyarnos y salir adelante, sabiendo y confiando en que siempre existe una solución.

Juntos podemos compartir nuestro día a día, para darnos ánimos y, por qué no, alguno que otro consejo. De manera personal confío plenamente en que la recuperación de la salud llegará, y no por medio de ningún tratamiento sustitutivo, sino por el compromiso que hago conmigo de amarme y respetarme, de cuidar mi cuerpo y llevar a cabo todo lo que eso implica.

¡Me llenará de gusto leer sus comentarios en mi blog, les comparto la dirección donde nos podemos estar leyendo! Abrazos grandes para todos.

https://anakarinaesquivel.wixsite.com/misitio

 

 

¿Tú qué quieres? Tener la razón o ser feliz

Por Eduardo López / Psicoterapeuta e instructor de Kung Fu, Tai Chi y Chi Kung médico / Sukkhaholistic

– Maestro ¿cuál es el secreto de la felicidad?

– No discutir con idiotas

– ¡No estoy de acuerdo en que ese sea el secreto!

– Tienes razón…

Aunque la anterior conversación entre alumno y maestro tenga un tinte gracioso, no deja de ser una gran verdad, aunque yo cambiaría el no discutir con “idiotas”, por un “no discutir a lo idiota”, y díganme: ¿cuántas veces no sienten ustedes que han caído ahí?

Abordémoslo en esta ocasión desde el contexto de las relaciones interpersonales, ya sea con nuestros padres, madres, esposas, esposos, hijos, etc.

Partamos desde una premisa básica,  cada persona ve al mundo a través de su propia percepción, para ponerlo en palabras simples, es como si todos lleváramos unos anteojos y los lentes estuvieran teñidos de distintos colores para cada quien. Puede que los míos sean azules, pero tal vez los tuyos son rojos, ¿estás de acuerdo que ambos veríamos el mundo teñido de distinta manera?.

El siguiente cuento lo ilustra mejor:

En alguna ocasión en algún lejano reino vivían cuatro sabios. Estos hombres tenían la peculiaridad de ser ciegos, se les llevó un elefante y les pidieron que describieran cómo era este elefante, uno de ellos dijo que era como una cuerda (había tocado sólo la cola), otro lo describió como un árbol (había palpado las patas), uno más lo describió como una serpiente (le había tocado la trompa) y el último lo describió como un gran pico afilado (le tocó un colmillo), al final terminaron peleando y discutiendo entre ellos, pues cada uno afirmaba y defendía su “verdad”.

Ahora yo te pregunto: ¿Cuál de ellos estaba en lo cierto? La respuesta es Todos y Ninguno, cada uno poseía un poco de verdad, sin embargo, ninguno tenía el panorama completo.

Entonces a menos que tu deseo por tener la razón se vuelva un obstáculo, podemos aceptar:

  1. Que cada persona ve el mundo desde su perspectiva (dependiendo de su crianza, sus creencias y otros factores).
  2. Que no todos deben pensar como yo, o ver la misma “verdad”.
  3. Que podemos abrirnos a la posibilidad de ¡no tener la razón! Al menos no siempre. (probablemente esta sea la más difícil).

Tenemos una necesidad compulsiva de tener la razón, y somos capaces de perder nuestra tranquilidad o nuestra felicidad por defender a capa y espada algo, puede ir desde la discusión más simple, hasta el debate más complejo.

Eres capaz de discutir con tu esposa sobre dónde fueron las vacaciones hace 4 años, en vez de recordar lo bien que la pasaron; somos capaces de discutir con nuestros colegas de trabajo sobre quién cometió tal o cual error, en lugar de enmendarlo o corregirlo; eres capaz de detener el tráfico sólo por no dejar pasar al que va “mal”, sin pensar que de esa manera tú y todos los otros llegarán más tarde; bueno, incluso entrando a los terrenos escabrosos de la psicología, somos capaces de generarnos cierto tipo de situaciones con tal de darles la razón a nuestras creencias limitantes, creencias como: “todos los hombres o mujeres son iguales”, pueden hacerte caer siempre con el mismo tipo de pareja, o “nunca nadie me va a querer”, buscarás a quienes te rechacen, “tengo la peor suerte del mundo” y te meterás en problemas, o “nunca consigo lo que quiero”, y en efecto no lo harás, etc. A este tipo de situaciones se les llama profecías auto-cumplidas, y se cumplen porque así lo decidimos nosotros.

Thich Nhat Hanh, un monje zen vietnamita, comenta en sus libros que incluso la misma idea que tenemos de cómo “debe ser la felicidad”, muchas veces es la que impide que seamos felices, incluso en ocasiones ya lo somos, y sin embargo no nos damos cuenta, por que las cosas no son como aquella idea que teníamos en nuestra mente.

Tal vez ha llegado el momento de dejar de pelear por todo, de abrirnos a nuevas posibilidades, de desapegarnos de nuestras ideas, abrirnos a nuevas visiones y verdades, escuchar atentamente a nuestros esposos, hijos, hermanos o amigos, no encerrarnos en nuestras visiones, y tratar de tocar al elefante completo, de dejar pasar alguno que otro error sencillo.

Te invito a realizar 2 ejercicios sencillos, que cuando no olvido practicar, me traen muchos beneficios.

Pregúntate constantemente si en verdad lo que ves, o como ves las cosas, es la realidad, tú mismo di: ¿será realmente como lo estoy viendo o sintiendo? (créeme, no siempre lo que hace la gente o lo que pasa en la vida es de la manera que lo estamos percibiendo).

El segundo ejercicio es simplemente, cuando estés discutiendo por algo, cuando estés molesto con alguien cercano, o en una situación incómoda, pregúntate:

¿quiero tener la razón o ser feliz?

¿Superfoods?

Por Sophia Casab /nutrióloga clínica

sophienutricion@gmail.com

Estoy segura de que alguna vez ha escuchado esta palabra en campañas publicitarias de ciertos alimentos, naturales o procesados, y que probablemente se pregunta si todo el revuelo que se hace en torno a ellos es verdad. Pues bien, de acuerdo con el European Food Information Council, el término “superfoods” se acuñó desde principios del siglo XX, como parte de una estrategia publicitaria dirigida hacia ciertos alimentos con alguna sustancia, compuesto o bioactivo, natural o añadido, que aseguraba brindar un beneficio extra para el bienestar general. Para evitar fraudes y peligros a la salud, las autoridades sanitarias de diversos países exigieron la suficiente evidencia científica que avalara tales afirmaciones. En el caso de los Estados Unidos, como no todos los productos cumplían con el requisito, en el 2007 las instancias de salud y el gobierno prohibieron el uso de esta palabra, si no se sustentaba lo que prometían y/o aseveraban.

Podríamos decir que el descubrimiento de estas sustancias fue a raíz de la recolección de datos epidemiológicos de ciertas poblaciones en el mundo con características resaltantes y/o particulares, como la longevidad, los bajos niveles de colesterol, la incidencia baja o alta de cáncer, etc. Con todos estos datos los investigadores se dieron a la tarea de indagar la causa-efecto de los patrones de alimentación, y su posible rol en la salud y enfermedad. Un ejemplo es la relación positiva al seguir la dieta mediterránea y su protección al corazón; o la negativa, como el exceso de consumo de sal y el desarrollo de cáncer de estómago.

En la década de los 80, el Ministerio de Salud de Japón lleva a cabo el proyecto denominado “Análisis y desarrollo sistemático de la función de los alimentos”. Derivado de este surge el término “alimento funcional”, el cual, dicho sea de paso, sí es aceptado por la comunidad científica internacional, definiéndose como: “Aquel que posee mayores concentraciones de algún compuesto o sustancia bioactiva particular, más allá de sus propiedades nutricionales habituales, y puede ser considerado como tal si se demuestran con evidencia científica sus efectos benéficos sobre una o más funciones del organismo, de modo tal que mejore el estado general de salud, reduzca el riesgo de enfermedad o ambas, junto con un estilo de vida saludable”.

Este término incluye una gran variedad de alimentos y bebidas, ya sea en su estado natural o con algún ingrediente añadido o fortificado; sin embargo, existen varios aspectos importantes que se deben tomar en consideración cuando queramos incorporar algún alimento funcional en nuestra dieta. Para obtener sus beneficios el consumo debe ser de manera regular y en cantidades suficientes y/o adecuadas, además de que no deben omitir otros del mismo grupo. Por ejemplo: Si el lector se informa que el arándano es “rico” en antioxidantes, no es necesario comer un kilo diariamente o descartar otros frutos con similares características como las zarzamoras, las moras azules, la fresa y la frambuesa. Recordemos que en la variedad está el gusto, y en este caso, la salud.

Siempre hay que buscar el equilibrio y variedad para que se complementen entre sí; un buen ejemplo son el frijol y el arroz integral, que juntos forman proteínas de alto valor biológico. Al combinar perfeccionamos la dieta.

Por otro lado, como consumidores debemos informarnos si las promesas de bienestar y salud son avaladas por estudios científicos serios de publicaciones acreditadas. (Generalmente universidades o laboratorios e investigadores y/o científicos especializados). Recuerde que el conocimiento es poder. Busque varias referencias serias.

Si un alimento aislado promete ser la cura para alguna enfermedad, piénselo dos veces. Recuerde que existe la variación fisiológica, ambiental y genética entre individuos, además de que el estilo de vida es un factor importante. No porque a una persona le haya beneficiado quiere decir que a usted también.

En conclusión, para que un alimento sea considerado “funcional” debe poseer, aparte de su valor nutritivo, algún componente extra que es benéfico a la salud, cuando se consume como parte de una dieta variada y equilibrada, de manera regular y en cantidades efectivas, siempre junto con hábitos saludables. Hay que tener especial cuidado de no excedernos con un solo alimento. El consumidor tiene el derecho a ser bien informado, con leyes claras de etiquetado y reclamos de salud sustentados por parte del productor, así como también tiene la obligación de asesorarse con un médico o nutriólogo, antes de hacer cualquier cambio a su dieta habitual.

Y algo muy importante: que sea “orgánico” no necesariamente quiere decir que sea un “alimento funcional”.

Nombre/sustancia/bioactivo Función
Probióticos

 

Cambios positivos en la microbiota intestinal. Se encuentran en las bebidas fermentadas, como el yogurt o kéfir.
Fitoesteroles y Fitoestanoles Coadyuvan a la disminución del colesterol.
Ácidos grasos Omega 3 Disminución del dolor en artritis reumatoide, bajar niveles de colesterol, disminuir procesos inflamatorios.
Aceite de Oliva (Ácido oleico) Salud cardiovascular.
Resveratrol

Se encuentra en el vino tinto, y en menor medida en el blanco. Antioxidante, disminución de la agregación plaquetaria, fitoestrógeno y anticancerígeno.

Bibliografía:

1) ¿Qué son los alimentos funcionales y a qué llamamos “superalimento?  Fundación Española de la Nutrición. 9 de septiembre, 2017.

2) ¿Could Superfoods stop disease? Gianluca Dotti. European Research Media Center. 10 de agosto, 2017. URL: https://cordis.europa.eu/news/rcn/141562_en.html

3)  The Science behind superfoods. Are they really super? European Food Information Council.  11 de diciembre, 2012. URL: https://www.eufic.org/en/healthy…/the-science-behind-superfoods-are-they-really-sup…

4) Position of the American Dietetic Association. Functional Foods. 1999, Oct; 99(10): 1278-85. URL: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19338113.

5) Superfoods or superhype? Harvard School of Public Health. https://www.hsph.harvard.edu › The Nutrition Source.

6)  La importancia de los Alimentos Funcionales y su Validación Científica. Maritere Narváez. CONACYT.  29 de junio, 2016. URL: www.conacytprensa.mx/…/8196-la-importancia-de-los-alimentos-f…

7) Functional Foods. Brittish Nutrition Foundation. Functional Foods. URL: https://www.nutrition.org.uk/nutritionscience/foodfacts/functional-foods.html?start=2.

8) Hipercolesterolemia y Alimentos Funcionales. Sagrario Martín Aragón, Elena Marcos. Farmacia Profesional.  2008, 22:46-51.

Conoce a Nora Toledano. Una trayectoria deportiva que trasciende fronteras

La voluntad de acero de Nora Toledano es innegable; con dedicación y entrega ha tenido logros deportivos de trascendencia internacional y comparte experiencias y conocimientos con sus alumnos, para derramar y multiplicar los éxitos de nuestro país en natación de aguas abiertas.

Nora es titulada en la licenciatura de Biología por la UNAM. Ingresó al Salón de la Fama de la Natación Internacional (International Marathon Swimming Hall Of Fame) en el año 2006, siendo la única mujer mexicana que ha recibido esta distinción.

Además de haber participado en numerosos eventos de natación alrededor del mundo y de colaborar en nados con causas sociales, ha entrenado y asesorado a otros nadadores para alcanzar metas tan ambiciosas como algunas de las que ella misma ha logrado:

Ha realizado once cruces del Canal de la Mancha (6 individuales y 5 en relevos) y es la única mujer latinoamericana, y sexta a nivel mundial, en haber hecho un cruce doble, es decir ida y vuelta sin descansar, nadando durante 23 horas 38 minutos, en 1994.

Obtuvo el tercer lugar en la clasificación general (varonil y femenil) del Maratón Alrededor de la Isla de Manhattan, N.Y., en 1995, y el octavo lugar en 2001. Se convirtió en la segunda mujer mexicana en obtener la Triple Corona de la Aguas Abiertas (Canal de la Mancha, Manhattan y Catalina), en el año 2016.

Ha realizado 6 de los 7 cruces del proyecto de los Siete Mares, que consiste en siete cruces de alto grado de dificultad en cinco continentes:

  • Estrecho de Gibraltar, de España a Marruecos, en 4 horas 23 minutos, en 2015.
  • Canal de Catalina, de la costa de California a Isla Catalina, en 12 horas 37 minutos, en 2016.
  • Canal de Kaiwi, de la isla de Molokai a Oahu, en Hawaii, en 14 horas 28 minutos, en 2017.
  • Estrecho de Tsugaru, de Honsu a Hokkaido, en Japón, en 6 horas 20 minutos, batiendo el récord femenino y logrando el segundo mejor tiempo de la historia, en 2018.
  • Canal del Norte, entre Irlanda del Norte y Escocia, en 10 horas 26 minutos, logrando el mejor tiempo del año y el séptimo mejor de la historia, en 2018.

Fuera del agua, Nora es coautora del libro: “A Cada Brazada, el Azul Interminable”, fue comentarista de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016, para SKY y Canal Once, respectivamente, y ha sido conferencista en distintos foros. También participó en el proyecto “Yo Soy Mexicano”, en Noviembre de 2016, con publicaciones en redes sociales para resaltar lo positivo de nuestro país, con un alcance de 5,102,332 personas.

Como entrenadora, la motivación, inspiración, pasión y entusiasmo que trasmite hace que sus atletas busquen nuevos retos, impulsándolos a romper sus límites y reafirmándoles la confianza en ellos mismos. Se preocupa por el bien de sus nadadores en todos los aspectos (el físico, mental y emocional), cuida la seguridad e integridad de cada uno de sus participantes y, tanto Nora como sus deportistas, ponen en alto el nombre de México con sus desempeños y conducta ejemplar, como embajadores deportivos de nuestro país.

 

Viajar con la mente preparada y los sentidos abiertos.

Por Ruth Casas

En el transcurso de un año he tenido la oportunidad de viajar a Buenos Aires, La Habana, Bogotá y a algunas ciudades al interior de nuestro país, México. Siempre resulta interesante conocer otros lugares: su arquitectura, comida, historia, cultura y costumbres, pero sobre todo a su gente y la forma en que viven, así como la manera en que ven a nuestro país.

Viajar, ya sea por placer o por trabajo, siempre resulta enriquecedor, porque deja mucho en nuestros recuerdos, puede aportar grandes aprendizajes que alimentan nuestra experiencia de vida y nos permite valorar otras culturas. Pero para ello, es indispensable activar los cinco sentidos, porque un nuevo lugar nos contacta con olores y sabores diferentes, nos permite percibir el frío, el calor, la humedad, el viento o la brisa en la piel, escuchar diferentes acentos, melodías o nuevas palabras, y ver nuevos colores en la naturaleza y en las creaciones de los lugareños.

Desde mi punto de vista, observar y escuchar son fundamentales para comenzar la aventura que representa cualquier viaje, pero hay una tarea previa que considero muy importante: leer algo sobre la historia, la cultura y las costumbres de la ciudad, pueblo o país que se visitará, sobre todo cuando cruzamos fronteras, porque nos podemos enfrentar a situaciones incómodas o complicadas, como la moneda de cambio, el clima para el que no vamos preparados, los usos y costumbres en cuanto al tipo de alimentos, los horarios en que los sirven, las facilidades de transporte, etc.

Cuando el idioma no representa una barrera, es divertido –pero también de cuidado– ver el significado que tienen las palabras en los diferentes lugares de nuestro continente. Un ejemplo es la forma en que le llaman al café. Si en Argentina y Cuba podemos pedir un café, es posible que nos pregunten si largo, expreso o cortado, pero en cualquiera de estas modalidades será un “café negro”, es decir, sin leche. Pero si en Bogotá queremos un café negro, debemos pedir un “tinto”, porque si pedimos un café lo que nos darán es un café con leche. En cuanto a lo que en México conocemos como cajeta, si se quiere probar su símil en Colombia, habría que pedir arequipe, pero en Argentina es importante saber que lo llaman dulce de leche y tenerlo muy claro, porque para los argentinos la palabra cajeta es la forma vulgar para referirse a la vagina.

Buenos Aires

Mientras que en México transcurre el otoño, en Buenos Aires viven la primavera, acompañada de días lluviosos y un clima fresco, por lo tanto es una época agradable para visitar esa ciudad, porque su verano es francamente caluroso y húmedo.

A los habitantes de Buenos Aires se les conoce como porteños. Son gente muy agradable, atenta con los turistas, son platicadores y dos temas que les entusiasman son el fútbol y la política, algo de lo que te das cuenta desde que tomas un taxi en el aeropuerto, pues en cuanto saben que eres mexicano, te dan el resultado de los partidos importantes de la liguilla o la pretemporada, o bien, te hacen una reseña de los problemas que enfrentamos en torno a los derechos humanos o la corrupción.

La arquitectura de la ciudad remite a ciudades europeas como Madrid, Roma o París en algunas zonas; sus cafecitos de banqueta y sus restaurantes, sus parques y los espectáculos nocturnos de Tangos son imperdibles, al igual que las visitas a sus estadios de fútbol.

Sin duda un personaje central en la historia de Argentina, y sobre quien se habla con pasión, es Evita Perón, incluso existe un restaurante llamado “Perón Perón” en el barrio Palermo.

El lugar ofrece estupenda comida y vinos de primera calidad, los que saben mejor cuando los comensales integran a la comida interesantes reflexiones y acaloradas discusiones en torno al peronismo y la política actual.

Si llegan a ir a Buenos Aires, no dejen de cruzar el Río de la Plata e ir a Colonia, un pequeño pueblo uruguayo que se encuentra al otro lado del río, un lugar pintoresco que se camina en unas horas, y ofrece estupendos paisajes, además de una rica comida y lindas artesanías.

La Habana

Hablar de La Habana es hablar de política, sentimientos encontrados, música, comida, gente cálida, pobreza, arquitectura, historia, santería, mojitos y mucho calor.

La vieja Habana evoca la nostalgia de la grandeza y el lujo que se vivía en esa ciudad antes de la Revolución. Sus edificios coloniales, en ruinas, contrastan con la música alegre, los viejos taxis coloridos –estupendas condiciones–, y los turistas que no esperan a la noche para bailar y tomarse un mojito o una cerveza en las terrazas de hoteles y restaurantes, porque la música cubana despierta alegría y sensualidad.

Efectivamente, los cubanos carecen de muchos bienes que resultan indispensables para la economía de consumo en que vivimos en el continente, por lo tanto, chicles, pasta de dientes, jabones de tocador y rastrillos, son recibidos con gran aprecio por cualquier cubano. Sin embargo, aunque valoran este tipo de regalos, también están conscientes de que no se añora lo que no se conoce, y saben que dentro de sus carencias, no son esclavos del consumismo aterrador que se vive fuera de la isla.

El nivel de educación de la mayoría de los habitantes de La Habana es de llamar la atención, así como su afán por servir al turismo, lo que hace que se olvide a ratos el mal estado de las toallas y sábanas, o la poca eficiencia del aire acondicionado en las habitaciones de los hoteles.

Algunas personas que viajan a la isla, de pronto experimentan dolor y pena por sus habitantes, pero otros nos vemos en la necesidad de reconocer que en México existen comunidades que viven el mismo nivel de pobreza que en Cuba, lo que nos lleva a reflexionar y a dejar de hacer invisible lo que no queremos ver en nuestra tierra y nos confronta.

Bogota

La capital de Colombia se encuentra al norte del país, tiene una altura respecto al nivel del mar similar a la de la Ciudad de México, es fresca y lluviosa, lo que obliga a cargar en todo momento un paraguas. Es una ciudad con mucho movimiento, cafecitos por todos lados, pocos edificios de gran altura, muchas construcciones con exteriores cubiertos de tabique y un centro histórico con construcciones bajas, techos de dos aguas, y balcones de madera.

El maíz y las papas son parte de su alimentación diaria, y forman parte de la comida tradicional de la región. Las arepas, el ajiaco, el arequipe, la panela –piloncillo–, el queso fresco, el café y las aromáticas, son sencillas y deliciosas comidas y bebidas con las que se encuentra el turista desde su primer día en Bogotá.

Su gente es amable y servicial, alegre, pero poco platicadora en torno a lo que viven a nivel político, porque la guerra, que está por terminar, y el narco, les duelen y no son temas de los que les guste hablar. Sin embargo, se sienten orgullosos de su ciudad, y desde que uno llega, los lugareños dicen qué lugares hay que visitar, sus horarios y los cuidados que se debe tener al caminar por las calles, no sólo por motivos de seguridad, sino también por la nomenclatura que usan, pues predominan los números, y, dependiendo de su orientación con respecto a las montañas que protegen a la ciudad, a las calles se les llama carreras.

Ciudad de México

En las tres ciudades de las que he hablado, la recepción que tenemos los mexicanos es excepcional y muestran aprecio por nuestra cultura, por la música y la comida. En Bogotá el Chavo del 8, las telenovelas mexicanas son emblemáticos; en La Habana, Juan Gabriel, los mariachis; y en Buenos Aires nuestras playas, los tacos y los futbolistas de nivel mundial. Pero incluso, en La Habana, están enterados de lo que sucede en el México real, y no dejan de preguntarnos por la violación a los derechos humanos, por la corrupción, los 43, las fugas del Chapo y la falta de voluntad política a favor del pueblo por parte de nuestros gobernantes.

Como podemos ver, a pesar de formar parte de un mundo globalizado, y ser parte de un mismo continente, cada país es único e irrepetible, dueño de una historia y cultura propias, de una belleza natural que sorprende a propios y extraños, de gente buena que hace agradable la estancia en su tierra, de comida y música que dan identidad.

Pero no sólo lo bueno caracteriza a un país, también destacan sus problemas sociales, económicos y políticos, algo que no podemos negar cuando lo vemos desde afuera, lo que debería llevarnos a reflexionar sobre lo mucho que tenemos que hacer como mexicanos para mejorar, en la medida de nuestras posibilidades, nuestro entorno, a partir del trabajo y la participación social, lo que ayudará a fortalecer nuestra identidad como nación y a poder conservar nuestro patrimonio natural y cultural, y así, poder ofrecer un México mejor a nosotros mismos y a todos los que nos visitan.

 

Prevenir es decidir; Campaña de Información en Prevención del Cáncer.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de cáncer a nivel mundial podría aumentar en 50% para el año 2030, por eso es urgente trabajar en la prevención. Factores como nuestro estilo de vida, genes y el ambiente incrementan o disminuyen el riesgo de padecer cáncer y, al prevenir, se pueden disminuir los factores de riesgo que causan nuevos casos de cáncer y, a la vez, se reducirá el número de muertes provocadas por esta enfermedad.

Nuestro objetivo

Desde el conocimiento, trabajar para que todos conozcamos qué medidas debemos tomar en nosotros mismos para reducir el riesgo de padecer cáncer y escapar a las estadísticas mortales.

Los cinco pilares de la prevención

  1. Prevención general.

Un estilo de vida saludable reduce los factores de riesgo de padecer cáncer. La prevención empieza con pequeños cambios en el estilo de vida, de la mano de realizar el tamizaje recomendado en el momento adecuado.

  1. Cáncer hereditario.

El 10% de los casos de cáncer son de tipo hereditario.  Si en la familia ya se han presentado casos de cáncer, podemos aprender a detectar los factores de riesgo.

Es más probable que se trate de un cáncer familiar cuando se presentan ciertas características como:

  • La presencia del mismo tipo de cáncer en varios miembros (especialmente si es un tipo de cáncer poco común o raro).
  • Aparición de cáncer en edades más tempranas de lo habitual (como cáncer de colon en una persona de 30 años de edad).
  • Aparición de más de un tipo de cáncer en una misma persona (como una mujer con cáncer de seno y cáncer de ovario).
  • Presencia de cáncer en ambos lados del cuerpo cuando los órganos son pares (por ejemplo, en ambos ojos, ambos riñones, ambos senos).
  • Presencia de un cáncer infantil en hermanos (como sarcoma en un hermano y una hermana).
  • Cáncer que ocurre en el género que usualmente no es afectado (como cáncer de seno en un hombre).
  • Cáncer que ocurre en muchas generaciones (como en un abuelo, padre e hijo).

Si se identifican algunas de estas características, se debe acudir con el médico genétista para que se realicen los estudios pertinentes.

Identificar a los pacientes con cáncer hereditario permitirá proteger a su familia con acciones cruciales de prevención del cáncer.

3. Tabaquismo.

De todos los factores prevenibles, el tabaco es el que más impacto tiene en el desarrollo de cáncer, por lo que se busca reducir o eliminar el consumo de este causante de la mayor parte de cáncer en el mundo. 

  • Fumar es la causa principal de muertes prematura y prevenibles en el mundo.
  • El humo del cigarro contiene al menos 250 químicos nocivos para la salud que afectan tanto a fumadores activos como pasivos.
  • En México, como en muchas partes del mundo existe una tendencia a comenzar a fumar tabaco cada vez a edades más tempranas.
  • Cerca del 18.5% de la población son fumadores, es decir, casi 14 millones de mexicanos, entre los 12 y los 65 años de edad. Se estima que cerca de 60,000 muertes al año se asocian al consumo del tabaco.
  • Tipos de cáncer que se pueden prevenir si se deja de fumar: cáncer del tubo digestivo, próstata, vejiga, riñones.
  1. Dieta y Nutrición.

Si se logra un cambio en los hábitos alimenticios y si se realiza alguna actividad física la consecuencia es un mejor estado de salud.

  • Una alimentación saludable basada en plantas (frutas, hortalizas, cereales integrales y legumbres) y la actividad física son el mejor seguro para reducir el riesgo de cáncer, así como de enfermedades cardíacas y diabetes.
  • Siga una dieta baja en grasas. Las dietas ricas en grasa se asocian a cáncer colorrectal, de próstata y de endometrio.
  • Disminuya el consumo de carnes rojas y embutidos.
  • Coma productos lácteos desnatados o con poca grasa todos los días.
  • Beba alcohol con moderación. El consumo de alcohol se ha relacionado con el cáncer de colon, de mama y de hígado, y combinado con el tabaquismo, aumenta enormemente el riesgo de cáncer. Se recomiendo que en mujeres: no más de una bebida por día y en hombres: no más de dos bebidas por día. Ejemplo: una lata de cerveza, una copa de vino (150 ml), un shot (45 ml).
  • Los adultos con sobrepeso tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de colon, endometrio, mama, esófago, páncreas y riñón.
  1. Detección oportuna.

Los exámenes rutinarios de evaluación del riesgo de padecer cáncer son el gran aliado para detectarlo en una etapa temprana y salvar la vida.

Algunos síntomas son específicos de ciertos tipos de cáncer. No dude en asistir con su médico si presenta síntomas poco habituales. Si el cáncer se diagnostica a tiempo, aumentarán mucho sus posibilidades de sobrevivir.

Los métodos diagnósticos más habituales son:

  • Biopsia
  • Endoscopia
  • Diagnóstico por imagen
    • Radiografía
    • TC (tomografía computarizada)
    • Resonancia magnética (RM)
    • Ecografía
  • Análisis de sangre

Referencias

Instituto Nacional de Cancerología (INCan)

Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer (CMIC)

Síndromes de cáncer en las familias. American Cancer Society

https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/genetica/sindromes-de-cancer-familiar.html

Prevención y control del tabaquismo. Organización Mundial de la Salud (

https://www.paho.org/mex/index.php?option=com_content&view=article&id=311:prevencion-control-tabaquismo&Itemid=387

Alimentación y nutrición para la prevención del cáncer. MD Anderson.

https://www.mdanderson.es/el-cancer/prevenir-el-cancer/alimentacion-y-nutricion-para-la-prevencion-del-cancer

Prevenir el cáncer. MD Anderson

https://www.mdanderson.es/el-cancer/prevenir-el-cancer

Top