Rozaduras y dermatitis de pañal.

Todos los bebés presentan rozaduras y su forma más severa, dermatitis de pañal, en un momento durante sus primeros dos años. Debes saber que son lesiones dolorosas, sin embargo, en la mayoría de los casos, con ciertos cuidados, se solucionan en tres o cuatro días.

Las rozaduras y dermatitis de pañal pueden ser provocadas por múltiples factores:

Humedad

Si su delicada piel se mantiene en contacto con pipí o popó durante suficiente tiempo, tenderá a rozarse, por lo que es recomendable cambiar el pañal inmediatamente después de que se ensucia.

Cambios en la dieta

Con frecuencia aparece dermatitis de pañal en bebés que comienzan con papillas, o cuando se introduce algo nuevo en su dieta, y es que cada alimento distinto cambiará la composición y frecuencia de sus deposiciones.

Antibióticos

Si el bebé está tomando antibióticos, o si la madre lactante lo está, es posible que desarrolle una infección por hongos, ya sea porque los antibióticos pueden causar diarreas o porque acaban con las bacterias que controlan la población de hongos en la delicada piel del bebé.

¿Cuándo acudir al médico?

Si la piel parece haberse infectado. Si presenta ampollas, granitos con pus, secreción amarillenta o llagas. De igual manera, es necesario llamar al pediatra si el bebé presenta fiebre, o si la irritación no mejora después de los tratamientos habituales.

Si el médico determina que las rozaduras son causadas por una infección, es posible que recete un antibiótico oral, y si la irritación ha sido causada por hongos, probablemente te recete una crema antimicótica que se aplicará sobre la zona afectada.

 

Top