Ingredientes

✔ 1 taza de hongos portobello cortados en tiras finas

✔ 50 gramos de mantequilla

✔ ½ cebolla picada finamente

✔ 2 cucharadas de poro picado finamente

✔ 2 dientes de ajo picados finamente

✔ 1 taza de arroz arborio

✔ ½ taza de vino blanco

✔ 4 tazas de caldo de pollo

✔ 100 gramos de queso parmesano cortado en lajas muy finas

✔ 1 pizca de orégano seco

✔ Pimienta al gusto

✔ 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

✔ En una sartén calentar el aceite de oliva y saltear los hongos ligeramente. Retirar y reservar.

✔ Bajar el fuego y añadir una tercera parte de la mantequilla. Una vez que esté fundida, agregar la cebolla y el poro para que se acitrone. Cuando la cebolla esté transparente, agregar el ajo y mover suavemente, evitando que se queme.

✔ Añadir inmediatamente el arroz arborio y freír durante 5 minutos o hasta que se vea un poco transparente.

✔ Agregar el vino y mover constantemente hasta que se evapore.

✔ A continuación, agregar media taza de caldo y mezclar constantemente, hasta que se seque. Continuar agregando el caldo poco a poco, cada vez que se haya secado y sin dejar de mover. Si se termina el caldo y el rissoto aún no está al dente, continuar el mismo proceso, pero con agua. <