Imagen Relación entre antibióticos y problemas infantiles de salud

Relación entre antibióticos y problemas infantiles de salud

Compartir

En un estudio retrospectivo de casos, los investigadores de Mayo Clinic descubrieron una relación entre la administración de antibióticos en niños menores de 2 años y varias enfermedades o afecciones duraderas, que variaban desde alergias a obesidad.

Con los datos de salud provenientes del Proyecto Epidemiológico de Rochester, que es un estudio poblacional colaborativo entre Minnesota y Wisconsin, los investigadores analizaron los datos de más de 14,500 niños. Alrededor del 70 por ciento de los pacientes recibió por lo menos un tratamiento con antibióticos antes de cumplir 2 años de edad, debido a alguna enfermedad.

Los niños que recibieron varios tratamientos con antibióticos fueron más propensos a múltiples enfermedades y afecciones más adelante en la infancia.

Banner promocional

Según la renombrada institución, entre las afecciones relacionadas con la administración temprana de antibióticos estuvieron: asma, rinitis alérgica, problemas de peso y obesidad, alergias alimentarias, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, enfermedad celíaca y dermatitis atópica.

Los autores especulan que, si bien los antibióticos pueden afectar solamente de forma transitoria al microbioma, esto tiene consecuencias a largo plazo sobre la salud.

“Queremos subrayar que este estudio muestra una relación entre estas afecciones, no una causalidad. Estos resultados crean la oportunidad de dirigir los estudios futuros hacia la determinación de métodos más confiables y seguros para administrar oportunamente, dosificar y seleccionar el tipo de antibiótico en los niños de ese grupo etario”, señala el Dr. Nathan LeBrasseur, investigador del Centro para el Envejecimiento Robert y Arlene Kogod, de Mayo Clinic y autor experto del estudio.

Otros autores del estudio son las doctoras Zaira Aversa, Elizabeth Atkinson, Marissa Schafer, Regan Theiler y el Dr. Walter Rocca, todos pertenecientes a Mayo Clinic, además del Dr. Martin Blaser, de la Universidad de Rutgers.

El estudio contó con el apoyo de la Fundación Pritzker, del Fondo Leonard y Mary Lou Hoeft para Investigación sobre Envejecimiento Sano y Vida Independiente, del Proyecto Epidemiológico de Rochester, del Fondo C&D y de las Redes Trasatlánticas de Excelencia de la Fundación Leducq.

El Proyecto Epidemiológico de Rochester cuenta con el sustento de los Institutos Nacionales de Salud desde sus comienzos, hace más de 50 años.

Para mas información da click aquí