Imagen Para elegir colegio

Para elegir colegio

Compartir

Cuando nuestros pequeños llegan a la edad de acudir por primera vez al jardín de niños, en general la decisión es fácil. Escogemos una escuela cercana a casa, que se ajuste a nuestro presupuesto y que cumpla con algunas de nuestras expectativas respecto a la educación preescolar, como pudieran ser inglés, computación, estimulación temprana, entrenamiento para dejar el pañal, medio internado, natación o énfasis en el desarrollo personal.

Pero cuando nuestro hijo está listo para acudir por primera vez a primaria, en donde esperamos se gradúe de bachillerato, la cosa es diferente y la decisión es mucho más complicada. Aquí pueden surgir algunas diferencias dentro de la pareja, por las prioridades y valores de cada uno de sus miembros con respecto a los valores y prioridades de las diferentes escuelas. Es evidente que los dos padres quieren lo mejor para sus hijos, pero no siempre coinciden en qué es lo mejor. A alguno de ellos puede parecerle que el inglés o los deportes son lo prioritario, y el otro puede considerar que la religión o los valores morales y el desarrollo humano son lo más importante.
Esto se soluciona, por lo general, con un diálogo abierto y honesto de los padres, cediendo un poco y considerando los puntos de vista propios y los del otro. Para que este diálogo sea objetivo, productivo y constructivo, y se llegue a un acuerdo satisfactorio para todos, es necesario evaluar algunos de los aspectos más importantes de cada uno de los posibles colegios.

Banner promocional

Aspecto económico

Aunque no parezca relevante, el aspecto económico lo es, y mucho. Si nuestra situación financiera no nos permite pagar una determinada escuela o lo vamos a hacer sacrificando otros gastos importantes, es mejor descartar esta opción. Recuerda que una escuela cara no es equivalente a buena.

Aspecto académico

Para muchos padres esto puede ser el aspecto más importante a considerar, sin embargo, otros prefieren privilegiar el desarrollo personal, los valores morales o las actividades deportivas. Sin duda, el nivel académico es importante, tanto en lo que se refiere a programas de estudio, como a la computación, el inglés o a las habilidades que adquiere el alumno a través del conocimiento.

Valores y moral

Todos los colegios, laicos o religiosos, cuentan con una serie de valores que enseñarán y fomentarán en nuestros niños; estos pueden ir desde lo religioso hasta los valores cívicos o patrios, el esfuerzo o los resultados, el respeto a los mayores o a la libertad del niño, valores ecológicos, artísticos, éticos o de fórmulas sociales. No se puede decir que un valor sea superior o más importante que otro, ya que cada persona tiene su propia escala de valores, y cada familia, conforme crece, va creando su nueva escala de valores propia. Es con base en esta escala que los padres deben decidirse por un colegio.

Es importante mencionar que no hay colegio perfecto, y que en muchos casos no resulta ser el ideal para nuestro hijo, por lo que cambiarlo de escuela, si no resultó lo que pensábamos o si está causando conflictos en el niño o la familia, es una opción muy válida.