Imagen Obesidad

Obesidad

Compartir

Para conocer el grado de obesidad de una persona se utiliza el Índice de Masa Corporal (IMC), que puede ser calculado dividiendo el peso del paciente entre el cuadrado de su estatura (en metros). A partir de este cálculo se puede definir si una persona tiene sobrepeso u obesidad. El IMC ideal de una persona está alrededor de 22, y cuando es mayor se puede considerar que hay sobrepeso.

La obesidad mórbida se determina cuando el IMC es mayor de 40, y supone graves riesgos para la salud del paciente. Actualmente es uno de los problemas más importantes de salud pública en el mundo.

Banner promocional de Farmacias Similares

Pueden ser muchos los factores que den origen a la obesidad, entre los que podemos contar una marcada predisposición genética, malos hábitos alimenticios, vida sedentaria y hasta problemas metabólicos u hormonales.

La obesidad es una enfermedad crónica grave y que afecta no sólo el área psicológica, social o sexual, la salud se ve deteriorada significativamente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) algunas de las graves consecuencias que la obesidad acarrea son:

✔ Enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatía y accidente cerebrovascular), que en 2008 fueron la causa principal de defunción.

✔ Diabetes.

✔ Trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy incapacitante).

✔ Algunos cánceres (del endometrio, la mama y el colon).

Ante un problema de obesidad es recomendable acudir a un especialista, que nos pueda orientar acerca de las opciones o tratamientos que podemos seguir. Igualmente es importante señalar que no es recomendable hacer dietas extremas o tomar suplementos o medicamentos que otras personas estén tomando, y mucho menos si no están regulados por los organismos correspondientes.

La obesidad es un problema de salud, por lo que se debe atender de manera profesional, por especialistas calificados.