Imagen Los huesos de tus hijos ¿son lo suficientemente fuertes?

Los huesos de tus hijos ¿son lo suficientemente fuertes?

Compartir

Visita al Dr. Miguel Ángel Guagnelli en su blog:

endocrinologopediatra.mx


Los huesos frágiles en los adultos mayores no duelen hasta que se rompen, pero para entonces ya es demasiado tarde.

Empezar a pensar en los huesos frágiles a los 50 años no está mal, pero las opciones para cuidarlos ya son limitadas.

Durante la infancia, adolescencia y adultez temprana, se adquiere la mayor parte del calcio y de la estructura que darán fuerza a los huesos.

Cuidar y fomentar la adquisición de calcio en los huesos en esta edad, puede retrasar o prevenir la aparición de osteoporosis muchos años después.

Osteoporosis = huesos frágiles

Huesos frágiles = mayor riesgo de fracturas

Conforme los huesos crecen en tamaño y longitud, también aumentan su contenido de calcio:

Aunque dejen de crecer, siguen aumentando su densidad y fuerza, pero no más allá de los 25-30 años.

A ese punto máximo de densidad se le llama: MASA ÓSEA PICO.

Después se consolida, pero ya no aumentará. Densidad y fuerza disminuirán con el tiempo, sobre todo después de la menopausia en mujeres y de los 70 años en hombres.

Enfermedades, estilo de vida poco saludable y algunos medicamentos pueden acelerar la pérdida.

Si se cruza el umbral de la osteoporosis, el riesgo de fracturas será mayor.

Si durante el crecimiento se logra aumentar en 10% la fuerza y densidad de los huesos se puede retrasar por años cruzar el umbral de la osteoporosis.

En cambio, si la masa ósea pico queda solo 10% por debajo de lo esperado, esto podría adelantar el umbral de la osteoporosis hasta por una década.

Actividades y buenos hábitos durante la infancia pueden tener un impacto positivo décadas después.

Enfermedades, el uso de ciertos medicamentos y malos hábitos pueden adelantar el cruce del umbral de la osteoporosis.

Puede ser tan importante la pérdida de calcio y de fuerza en los huesos, que la osteoporosis puede presentarse en edades relativamente tempranas.

CALCIO + VITAMINA D + EJERCICIO = HUESOS FUERTES

CALCIO
Ingerirlo en cantidades suficientes es indispensable para incorporarlo en los huesos.

VITAMINA D
Ayuda a absorber más calcio de los alimentos, y a que se deposite en el tejido óseo.

EJERCICIO
Hacer ejercicio de forma regular durante la infancia, aumenta la masa muscular y favorece la fuerza de los huesos.

¿Cómo lo incorporamos?

CALCIO
Los lácteos son excelente fuente de calcio que aprovecha el cuerpo; otros alimentos de origen animal y vegetal también lo contienen.

VITAMINA D
La podemos producir al exponernos al sol, o puede provenir de la dieta, particularmente pescados o alimentos enriquecidos.

EJERCICIO
Los ejercicios de impacto (gimnasia, baile, correr) son los que más ayudan a fortalecer los huesos, además de todos los otros beneficios que aportan.

¡Cuidado!

Los niños suelen fracturarse, pero:

Dos o más eventos de fractura de huesos largos antes de los 9 años.
Tres o más eventos de fractura de huesos largos antes de los 19 años.
Pueden hacer pensar en osteoporosis infantil, y deben ser motivo de valoración.
Claro, esto es en ausencia de un golpe significativo (accidente automovilístico, caída desde una gran altura, etc.).
Esto es especialmente importante con niños con problemas de alimentación, uso frecuente de glucocorticoides (cortisona), medicamentos para epilepsia.