Imagen La importancia de dormir bien

La importancia de dormir bien

Compartir

Según un artículo del Dr. Francisco Silva Campechano, uno de los problemas más importantes que presentan las personas de edad avanzada, y que alteran tanto su funcionalidad como su calidad de vida es el insomnio, ya sea por falta de sueño, dificultad para dormirse, o incapacidad para volver a conciliar el sueño una vez que se despiertan antes de su hora habitual.

El artículo publicado en la página de la Asociación Mexicana de Geriatría y Gerontología, A.C., afirma que el insomnio psicofisiológico es el más frecuente en las personas de edad avanzada y se caracteriza por sentimientos de frustración, coraje, irritabilidad y ansiedad, al no poder dormir de manera satisfactoria. En algunos casos se percibe la falta de sueño, pero en realidad se duerme superficialmente, con frecuentes despertares a lo largo de la noche, lo que se denomina pseudo insomnio.

Banner promocional de Farmacias Similares

La especialista menciona además otros trastornos del sueño, como:

✔ Apnea obstructiva durante el sueño, que se caracteriza por episodios repetidos de suspensión momentánea de la respiración.

✔ Mioclonía nocturna, que se caracteriza por movimiento de las piernas cada 20 o 40 segundos, con micro despertares, y es frecuente en
personas mayores.

✔ Alteración del sueño por medicamentos, provocado por el uso y abuso de los hipnóticos.

✔ Alteraciones por dependencia de alcohol, cuando se usa como inductor del sueño.

✔ Trastornos del ciclo sueño-vigilia, en que puede haber inversión del ciclo del sueño, periodos fraccionados de sueño, dormir muy poco o casi
todo el tiempo.

Son muchas las causas que producen trastornos del sueño, por lo que se hace necesario investigar y atender las causas. Es de vital importancia dormir bien, ya que representa la mejor alternativa para mantener un estado de equilibrio biológico, psicológico y social en todas las personas, pero principalmente en los adultos mayores. Diagnosticar tempranamente los trastornos del sueño en los pacientes geriátricos nos permitirá ofrecer opciones de tratamiento, que reincorporen a estas personas a una vida digna y saludable, igual o mejor que en su juventud.

Si quieres conocer la nota completa da click aquí