Ingredientes

600 gramos de salmón, cortado en filetes

250 gramos de espinacas, lavadas y desinfectadas

250 mililitros de crema ácida

100 gramos de queso manchego rallado

2 cucharadas de cebolla, picada finamente

1 kilo de pasta hojaldrada

1 huevo

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Preparación

1. En un sartén amplio calentar el aceite de oliva y poner a acitronar la cebolla picada.

2. Cuando se haga transparente, añadir las espinacas cortadas en pedazos medianos. Salpimentar al gusto.

3. Cocinar las espinacas a fuego medio durante un par de minutos, hasta que reduzcan de tamaño.

4. Agregar la crema y el queso. Rectificar sazón y reservar.

5. Extender con un rodillo la pasta hojaldrada y cortarla en rectángulos, que sean aproximadamente tres veces más grandes que los trozos de salmón, para poder envolverlos perfectamente.

6. Precalentar el horno a 180 °C.

7. En cada rectángulo de pasta hojaldrada colocar un pedazo de salmón y distribuir las espinacas por encima del pescado.

8. Cerrar la pasta hojaldrada pieza por pieza, procurando sellar bien los bordes con los dedos.

9. Batir el huevo y barnizar por encima cada uno de los hojaldres.

10. Hornear de 15 a 20 minutos y servir.