Imagen El corazón y el colesterol

El corazón y el colesterol

Compartir

El colesterol alto es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades coronarias, ataques al corazón y ataques cerebrales. Si aumenta el colesterol en la sangre se incrementa el riesgo de estos ataques. El riesgo es aún mayor si además la persona padece hipertensión arterial o diabetes.

Sin embargo, debes saber que el colesterol forma parte del grupo de los lípidos, que, junto con los carbohidratos y proteínas, forman parte integral de las células. El colesterol sólo se encuentra en los animales, no en los vegetales, se fabrica en el hígado, y se suma al que consumimos en nuestra dieta, a través de los alimentos de origen animal.

Al ser una grasa, el colesterol no se disuelve en la sangre. De aquí se desprenden dos clasificaciones:

✔ El colesterol bueno: se encuentra unido a la lipoproteína de alta densidad (HDL-colesterol); éste se encarga de sacar el colesterol de los tejidos, entre ellos las arterias, y llevarlo al hígado.

✔ El colesterol malo: está unido a la lipoproteína de baja densidad (LDL-colesterol), y transporta el colesterol desde el hígado hasta los tejidos.

Banner promocional

El colesterol sólo es malo cuando sus niveles son altos. En estas condiciones, el elevado contenido de grasa en la sangre, que por lo tanto circula por las arterias, se deposita en sus paredes internas, dando origen a la aterosclerosis, que es el endurecimiento de las arterias.

En las enfermedades coronarias lo que ocurre es que el flujo de sangre en una arteria que va al corazón es insuficiente debido a la aterosclerosis, por lo que el corazón no recibe suficiente oxígeno para funcionar de forma adecuada. Si esto se agudiza, el resultado es un ataque al corazón. Si de esta placa se desprende un coágulo y este obstruye el flujo sanguíneo, esto dará origen a una trombosis; si esta ocurre en una arteria del corazón ocasiona un infarto cardiaco y si la trombosis tiene lugar en una arteria que irriga el cerebro, ocasionará un infarto cerebral.

Las causas principales de los problemas cardiacos son:

✔ Consumo abundante de colesterol proveniente de una dieta rica en grasas

✔ Poca o nula actividad física

✔ Tabaquismo

✔ Otras enfermedades asociadas, como la obesidad

✔ Hipertensión arterial y diabetes


Algunos datos:

✔ Las personas con colesterol elevado y diabetes tipo 2 tienen una probabilidad 3 veces mayor de morir de un ataque cardiaco, y/o enfermedad vascular cerebral.

✔ El 55.2% de los pacientes diabéticos padecen de colesterol elevado.

✔ El 75% de los diabéticos en México muere de enfermedades cardiovasculares.