Imagen Dejar el biberón, un gran paso

Dejar el biberón, un gran paso

Compartir

Para todas las mamás, cada uno de los momentos que marcan el desarrollo y la evolución de nuestro bebé, nos llenan de orgullo. Cuando gatean, cuando caminan o cuando dejan de usar pañal. Cada día nuestro chiquito nos sorprende con progresos enormes y es más independiente. De ser un angelito que lo único que hace es comer y dormir, de pronto quiere agarrar su biberón, y beberlo sin ayuda, se arrastra y luego gatea, se ríe, aplaude y balbucea como tratando de hablar de cosas serias con nosotras. Algunas nos preguntamos entonces cuándo es el momento para pasar del biberón al vaso. Dejar el biberón es sin duda un gran paso para cualquier bebé.

Algunos especialistas sugieren que a partir del año de edad ya es un buen momento para dejar de usar biberón y empezar a beber en vaso, y es que el uso prolongado del biberón puede ser dañino para sus dientes. Además, algunas investigaciones han demostrado que los bebés que toman biberón más allá del año y medio de edad, tienden a sufrir con mayor frecuencia infecciones del oído en su infancia.

Banner promocional

Lo más recomendable para dar este paso es usar un vasito entrenador que le facilitará la transición a tu chiquito, además de que te ayuda a evitar derrames y accidentes. Si crees que va a ser muy difícil para tu bebé, puedes hacer el cambio paulatinamente, empezando con jugos de frutas naturales o agua en el vaso, y continuar ofreciendo su leche en biberón, para que poco a poco se habitúe a esta nueva manera de beber. Cuando ya esté familiarizado con el vaso entrenador, entonces puedes añadir la leche del desayuno y la merienda.

Es muy importante lavar los utensilios como vasos, biberones y chupones con mucho cuidado, utilizando un escobillón que sea exclusivo para ese fin, para evitar que bacterias u otros microorganismos puedan causar daño.