Dejar de fumar: 10 formas de resistir el deseo.

Las personas que intentan dejar este hábito, muchas veces pueden ser vencidos por los intensos deseos de consumirlo. 

Dejar el tabaco por iniciativa propia puede ser muy difícil pues contiene nicotina, una droga tan adictiva como la heroína y la cocaína, que llega rápidamente al cerebro al fumar.

 Según la OMS, el tabaco mata hasta la mitad de sus consumidores, una razón de peso para decidir abandonar su consumo. Sin embargo, en la mayoría de los consumidores, la necesidad de fumar puede ser muy poderosa. Cuando el fumador intenta dejarlo, en ocasiones asume que no hay nada que puede hacer para controlar ese deseo.

Pero no es cierto. Cuando aparece la necesidad de consumir, siempre se debe recordar que aunque puede ser intensa, posiblemente pasará luego de 5 o 10 minutos, ya sea que fume o no un cigarrillo o mastique tabaco. Cada vez que la persona resiste el deseo, está un paso más cerca de abandonar el vicio para siempre.

Expertos del Centro para la Dependencia a la Nicotina de Mayo Clinic ofrecen 10 tips que ayudarán a resistir el deseo de fumar:

  1. Prueba una terapia de reemplazo de nicotina

Las opciones incluyen:

  • Nicotina con receta médica en un inhalador o aerosol nasal
  • Parches, goma de mascar y grageas de nicotina de venta libre
  • Medicamentos para dejar de fumar sin nicotina, con receta médica, como bupropión y vareniclina

Las terapias de reemplazo de nicotina de corta duración pueden ayudar con los deseos intensos. En la última década los cigarrillos electrónicos acapararon la atención como una alternativa a los cigarrillos tradicionales. Sin embargo, se necesitan más estudios a fin de determinar la efectividad de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar y la seguridad a largo plazo de esos dispositivos.

  1. Evita los factores desencadenantes 

La necesidad de consumir suele ser más fuerte en las situaciones y los lugares en los que el fumador se habituó a consumir el tabaco con más frecuencia, como las fiestas o los bares, en situaciones estresantes o al beber café. Por eso es necesario identificar las situaciones desencadenantes del deseo y tener un plan para evitarlas por completo o superarlas sin consumir.

Por ejemplo, ante la costumbre de fumar mientras hablas por teléfono o luego de tomar café, se recomienda buscar algo para mantenerse ocupado.

  1. Retrasa el deseo

Al sentir los deseos de fumar, se recomienda obligarse a esperar 10 minutos más y luego hacer algo para distraerse durante ese tiempo. Otra recomendación puede ser frecuentar lugares libres de humo.

  1. Mastica algo

Mantener la boca ocupada para lidiar con el deseo de consumir tabaco es igualmente una excelente alternativa. Masticar chicle, comer caramelos duros sin azúcar o también zanahorias crudas, apio, frutos secos, semillas de girasol o alimentos crocantes que te satisfagan.

  1. No fumes “solo uno”

La idea de fumar solo un cigarrillo para satisfacer el deseo puede ser tentadora, pero es necesario tener claro que es un engaño, pues con uno solo no alcanzará. La mayoría de las veces, encender un cigarrillo lleva a otro, y al final es posible que la persona termine recayendo de nuevo en el consumo.

  1. Realiza actividad física

La actividad física puede ayudar como distracción y puede reducir la intensidad de dicho deseo. Incluso una sesión breve de actividad física, como subir y bajar corriendo las escaleras un par de veces, salir a caminar luego de comer o trotar al menos una vez al día, puede hacer que el deseo de consumir tabaco desaparezca.

En los casos de las personas que trabajan en caso o en una oficina, pueden hacer flexiones, lagartijas, flexiones de pecho, correr en el lugar o subir y bajar escaleras caminado.

Para los que no disfrutan hacer ejercicio, siempre pueden realizar tareas domésticas, actividades manuales como coser o trabajos en madera, algún trámite pendiente, entre otras opciones.

  1. Practica técnicas de relajación

El cigarrillo puede haber sido una forma de lidiar con el estrés y resiste el deseo puede ser muy estresante. Es muy útil practicar técnicas de relajación, como hacer ejercicios de respiración profunda, relajar los músculos, hacer yoga, visualizar, recibir masajes o escuchar música relajante.

  1. Pide apoyo

Se recomienda mantener el contacto con un familiar, un amigo o un miembro de un grupo de apoyo que sirva de apoyo para resistir el deseo de consumir tabaco. Hablar por teléfono, salir a caminar juntos, reunirse para platicar y reír.

  1. Busca ayuda en internet

Algunas personas se unen a programas en línea para dejar de fumar, o bien leen el blog de alguien que lo ha dejado y publica pensamientos alentadores para quienes estén lidiando con el deseo de consumir tabaco. Internet puede ofrecer muchas opciones para aprender de otros que hayan controlado sus deseos.

  1. Ten en mente los beneficios

Uno de los consejos más importantes mientras dejas de fumar es tener a la mano las razones por las que lo estás haciendo. Escríbelas, léelas en voz alta y míralas siempre que puedas. Algunas pueden ser:

  • Sentirme mejor
  • Ser más sano
  • Evitar convertir a mis seres queridos en fumadores pasivos
  • Ahorrar dinero

Es importante recordar que intentar contener los deseos es siempre mejor que no hacer nada. Cada vez que el fumador resiste el impulso de fumar, se acerca a dejar completamente el tabaco.

Top