Brinda el beneficio de la duda.

Psicoterapeuta Blanca Almeida / Terapias individuales, familiares, parejas / FB Blanca Almeida / www.blancaalmeida.com

 

Imagina que llegas a casa después de un largo día en la oficina.

Tu pareja deja una nota:

Llego más tarde

Revisas el refrigerador y te das cuenta de que aún no hay leche, tortillas ni queso. ¿Acaso no quedaron que él pasaría a comprar lo necesario para la cena? Sabías que él tenía la tarde libre.

¿Qué concluyes?, ¿hacia dónde se mueve tu pensamiento?

nsas…

–           Seguramente lo olvidó

–           Tal vez tuvo un contratiempo

–           Esperaré a que llegue para preguntarle

Piensas…

–           Otra vez incumplió

–           Nunca me escucha

–           Es perezoso, sólo hace lo que le conviene

Si tus conclusiones son negativas, el enojo invadirá el cuerpo, y cuando regrese tu pareja tendrán una pelea iniciada por las acusaciones que recibirá de parte tuya. Cierras la comunicación.

Si tus conclusiones ofrecen el beneficio de la duda, recibirás a la pareja con preguntas sobre los víveres faltantes. Las preguntas permitirán a tu pareja dar una explicación y el conflicto se evitará. Abres la comunicación.

Brindar el beneficio de la duda no significa no quejarse. Implica no pensar lo peor de la pareja antes de conocer toda la información.

Cuando alguien dice o hace algo que te desagrada, tu habilidad de brindar el beneficio de la duda dependerá de las siguientes tres preguntas.

¿Su comportamiento fue intencional o no?

Toma en consideración que tu pareja puede ser insensible o hiriente por razones ajenas a ti, a su carácter o forma de ser.

Algunas situaciones (largas horas en el tráfico, el calor, la lluvia) son muy estresantes. Si tu pareja está preocupada por la salud de un pariente, puede ocasionar un estado de ánimo inadecuado.

Pobres hábitos alimenticios o presiones de trabajo afectan la habilidad para manejar situaciones, y ocasionan distracciones y olvido.

No justifican el no cumplimiento ni las faltas de respeto, pero dan una razón detrás del comportamiento inadecuado. No significa no dialogar sobre la falta, pero hay una comprensión detrás. No es un comportamiento intencional.

¿Tu estado de ánimo influyó en las reacciones y pensamientos sobre el evento?

Sugiero que revises tu estado de ánimo, al igual que tu pareja, puedes tener presiones, preocupaciones, calor, aburrimiento, desesperación; dichos estados exacerban las reacciones ante los errores, malentendidos, olvidos de la pareja.

Respira, tranquiliza tu mente, cuerpo y emociones, y entonces piensa sobre lo sucedido.

¿Existe otro evento sin resolver que causa resentimientos en ambos?

Cuando existen otros acontecimientos sin resolver, como son una infidelidad no perdonada, asuntos familiares, problemas de dinero pasados o actuales; estos ocasionan que un pequeño error se convierta en una tormenta.

Es necesario buscar ayuda si todo y cada acción de la pareja causa molestia, existe un rencor y venganza detrás por asuntos inconclusos que han herido profundamente a ambos.

Top