Banner promocional de GAES
imagen del artículo Vacuna de la influenza

Vacuna de la influenza

La influenza se transmite de persona a persona; el virus entra al organismo por la boca, nariz y ojos, a través de gotitas de saliva que se expulsan al estornudar o toser; también al saludar de mano, beso o abrazo a una persona enferma.

Cada año todos, y especialmente los más vulnerables, debemos vacunarnos contra la influenza durante los meses de septiembre y octubre, antes de que comiencen los climas fríos.

Banner promocional de GAES

La razón por la que se requiere una vacuna al año, es que los virus de la influenza cambian constantemente, cada año aparecen nuevos virus de influenza estacional; estos son virus que presentan pequeños cambios antigénicos o genéticos, pero que han evolucionado a partir de los virus de la influenza estacional que circulaba previamente entre los seres humanos. Debido a que estos cambios ocurren muy a menudo, el sistema inmunológico del ser humano no puede reconocer el virus de la influenza de un año a otro. Por lo anterior, la población debe vacunarse anualmente.

Las personas con alguna enfermedad crónica deben vacunarse cada año contra la influenza estacional, ya que tienen mayor riesgo de sufrir graves complicaciones. Esto ocurre porque su sistema autoinmune está debilitado y no puede contrarrestar la infección.

Se recomienda a todas las personas con enfermedades del corazón, cáncer, VIH/Sida, obesidad, diabetes, asma y EPOC, acudan a vacunarse en la temporada de frío para proteger su salud. También deben vacunarse los niños menores de cinco años y adultos mayores de 60 años, las mujeres embarazadas y aquellas personas que estén en tratamiento con inmunosupresores.

También te puede interesar