Banner promocional de Farmacias Similares
imagen del artículo Poliomielitis, puede causar parálisis e incluso la muerte

Poliomielitis, puede causar parálisis e incluso la muerte

Debido a la reciente aparición de un caso de poliomielitis en los Estados Unidos, parece pertinente hablar de esta enfermedad. La poliomielitis, o polio, es una enfermedad incapacitante y potencialmente mortal causada por el poliovirus. Éste se contagia de persona a persona y puede infectar la médula espinal, causando parálisis.

De las personas que se infectan con el poliovirus, alrededor del 72% no presentan ningún síntoma visible. Aproximadamente el 25% de las personas infectadas por el poliovirus presentará síntomas parecidos a los de la gripe, que pueden incluir:

- Dolor de garganta
- Fiebre
- Cansancio
- Náuseas
- Dolor de cabeza
- Dolor de estómago

Banner promocional de Mondeles

Estos síntomas suelen durar de 2 a 5 días y luego desaparecer por sí solos.

Una proporción mucho menor de personas con infección por poliovirus desarrollará otros síntomas más graves, que afectan al cerebro y a la médula espinal. Entre estos están:

- Parestesia: sensación de pinchazos en las piernas.
- Meningitis: infección del revestimiento de la médula espinal y/o del cerebro; se produce en aproximadamente 1 de cada 25 personas con infección por poliovirus.
- Parálisis: la imposibilidad de mover partes del cuerpo o la debilidad en los brazos, las piernas, o ambos; se produce en aproximadamente 1 de cada 200 personas con infección por poliovirus.

La parálisis es el síntoma más grave asociado a la poliomielitis, ya que puede provocar una discapacidad permanente y la muerte. Entre 2 y 10 de cada 100 personas que sufren parálisis por la infección del poliovirus mueren, porque el virus afecta a los músculos que les ayudan a respirar.

Incluso los niños que parecen recuperarse totalmente pueden desarrollar nuevos dolores musculares, debilidad o parálisis en la edad adulta, entre 15 y 40 años después. Esto se denomina síndrome post-polio.

La poliomielitis no tiene cura, pero es prevenible; la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida.

También te puede interesar