Banner promocional de Farmacias Similares
imagen del artículo Parálisis de Bell

Parálisis de Bell

La parálisis de Bell es un episodio inexplicable de debilidad o parálisis muscular facial. Esta afección es el resultado de un daño en el nervio facial. Se cree que puede deberse a una inflamación dirigida por el sistema inmunológico del organismo contra el nervio que controla el movimiento de la cara. Comienza repentinamente y empeora en 48 horas. El dolor y las molestias suelen producirse en un lado de la cara o la cabeza.

La parálisis de Bell puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad. La parálisis de Bell afecta por igual a hombres y mujeres, es menos frecuente antes de los 15 años o después de los 60. Las mujeres embarazadas, las personas con diabetes o infecciones de las vías respiratorias superiores tienen un ligero aumento del riesgo.

Banner promocional de Mondeles

La parálisis de Bell no se considera permanente, solamente en raras ocasiones no mejora o desaparece. La recuperación suele comenzar entre 2 semanas y 6 meses después de la aparición de los síntomas. La mayoría de las personas con parálisis de Bell recuperan toda la fuerza y la expresión facial.

Algunos de los síntomas de la parálisis de Bell son:

- Movimiento desordenado de los músculos que controlan las expresiones faciales, como sonreír, entrecerrar los ojos, parpadear o cerrar el párpado

- Pérdida de sensibilidad en la cara

- Dolor de cabeza

- Producción excesiva o escasa de lágrimas y saliva

- Pérdida del sentido del gusto en zonas de la lengua

- Hipersensibilidad al sonido en el oído afectado (hiperacusia)

Los síntomas de la parálisis de Bell pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos, como en el caso del síndrome de Ramsay Hunt , que recientemente afectó al cantante Justin Bieber, un tumor o un accidente cerebro-vascular .

La parálisis de Bell suele resolverse con el tiempo y no causar complicaciones a largo plazo. Sin embargo, durante la enfermedad, la mayoría de las personas con parálisis de Bell no pueden cerrar el ojo del lado afectado. Por lo que es importante proteger el ojo para que no se seque por la noche o mientras se trabaja en la computadora.

Si presentas cualquier tipo de parálisis facial, acude inmediatamente con el médico.

También te puede interesar