Banner promocional de Farmacias Similares
imagen del artículo Deshidratación en personas mayores

Deshidratación en personas mayores

En esta temporada de calor, todos estamos más expuestos a deshidratarnos; particularmente los niños y las personas de la tercera edad. Respecto a estos últimos debes saber que, durante el envejecimiento, la proporción de agua en el cuerpo disminuye, pasando del 80% del peso corporal en los niños, a un 60% y 50% en personas mayores. Debido a esta situación, se debe cuidar que la disminución de líquidos no sea excesiva y evitar así la deshidratación.

Banner promocional de Mondeles

Según en Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), las personas de la tercera edad están en mayor riesgo de deshidratarse por diversos factores:

- A medida que la persona envejece, disminuye la sensación de sed, lo que impide la compensación del déficit de líquidos.

- La restricción del consumo de alimentos provoca una disminución de los aportes hídricos.

- Sudoración excesiva por ejercicio o por tener fiebre.

- Inmovilización por limitación física.

- Confusión mental, demencia u otras enfermedades cerebrales.

- Enfermedad digestiva con presencia de vómitos, diarrea o hemorragias digestivas.

- Quemaduras (al destruirse la piel se evapora una gran cantidad de agua).

- Uso inapropiado de medicamentos diuréticos.

Sensación de sed, boca seca o pastosa, disminución de la frecuencia al orinar, color de la orina amarillo oscuro, sequedad en la piel y dolor de cabeza son algunos de los síntomas de una deshidratación leve en personas mayores. Las señales de una deshidratación severa son: aumento de la frecuencia cardiaca, tensión arterial baja, orina muy oscura, dolor al orinar, espasmos musculares, delirios, debilidad, ojos hundidos, pérdida de la consciencia y mareos, entre otros.

Para prevenir la deshidratación se sugiere que las personas mayores tomen las siguientes medidas:

- Beber uno o dos vasos de agua al levantarse.

- Evitar exponerse al sol durante largos periodos o a las horas de más calor.

- Beber agua antes de que se produzca la sensación de sed.

- Beber al menos 2 litros de agua diarios.

- Evitar el café, las bebidas alcohólicas y los refrescos.

- Tomar los medicamentos con suficiente agua.

- Comer frutas y verduras diariamente.

Ante síntomas de deshidratación severa es indispensable acudir al servicio de urgencias.

También te puede interesar