Imagen Artes marciales chinas

Artes marciales chinas

Compartir

El estrés es parte de nuestro día a día, y en cantidades razonables nos impulsa a buscar nuestro bienestar. Sin embargo, la situación sanitaria y económica que estamos viviendo a nivel global ha provocado enormes cantidades de estrés entre la gente, por diversas razones, lo que influye negativamente en nuestra salud. Hay muchos métodos efectivos para lidiar con el estrés, uno de ellos son las Artes marciales chinas, que ayudan a disminuirlo, contra atacarlo, manejarlo y evitarlo.

A estas disciplinas se les llama marciales porque surgieron en una época de batallas entre pueblos, se les llama artes porque tienen la capacidad de desarrollar el potencial humano y llegar a la excelencia. Cuando hablamos de artes marciales nos estamos refiriendo a aquellas disciplinas que nos ayudan a ser mejores personas. Estas disciplinas son: Chi Kung, Tai Chi y Kung Fu de Shaolin.

Banner promocional

Thai Chi

Consiste en hacer una serie de ejercicios suaves, lentos, con posturas elegantes, que, aunados a la respiración, proporcionan salud y armonía de manera holística, es decir, la mente, el cuerpo y el espíritu. Existen dos tipos de Tai Chi:

✔ Thai Chi tradicional: Surge de cinco familias chinas que desarrollaron cada una su propio estilo, y que lo han llevado a la práctica durante varias generaciones, e incluye el aprendizaje de filosofía y bases teóricas.

✔ El Thai Chi estandarizado: Fue desarrollado por el gobierno de China para unificar todos los estilos.

Chi Kung

El Chi Kung es una técnica tradicional china, para entrenar el uso de la energía vital a través de un método de relajación y meditación práctica, con ejercicios tanto estáticos como en movimiento, con los que se adquiere la forma correcta de respiración, se concentra nuestra atención y se controla la oleada de pensamientos de nuestra mente. Es el método de vivir el aquí y ahora.

Kung Fu de Shaolin

Es un arte marcial chino creado en el Templo de Shaolin de Henan, al norte de China, se caracteriza por los movimientos rápidos, fuertes, vigorosos y explosivos, y por ser un estilo directo del Templo, se une con la filosofía Chan en cada postura; el Kung Fu es meditación en acción. Shaolin Kung fu y Chan son uno; al igual que no puedes separar tu cuerpo de tu mente, el Chan no puede ser separado de las artes marciales en el Templo.
Así que, si estás estresado, tienes ansiedad, insomnio, miedo o ganas de llorar, prueba practicar alguna de estas artes marciales, los resultados te sorprenderán.