Alcohol la droga más consumida en el mundo.

¿Qué es el alcohol?

El alcohol es un líquido incoloro, de olor característico, soluble tanto en agua como en grasas; se caracteriza por ser una sustancia psicoactiva (afecta las emociones, la conducta y el pensamiento), depresora del sistema nervioso central, y con capacidad de causar dependencia. El alcohol ES UNA DROGA, a pesar de lo difícil que resulta asumirlo por lo integrado que está en nuestra cultura, pero lo cierto es que se trata de la droga más consumida en nuestro país, y la que produce más problemas de toda índole.

El alcohol es el nombre común del alcohol etílico o etanol. El alcohol etílico es el componente psicoactivo fundamental de las bebidas alcohólicas.

La cantidad de alcohol etílico presente en una bebida alcohólica se marca con grados. Los grados representan el porcentaje de este compuesto que está presente en un líquido. De este modo, si un vino tiene 12° quiere decir que contiene un 12% de esta sustancia y el resto es agua, colorante o algún otro líquido agregado.

Un poco de historia del alcohol

El alcohol es una de las sustancias psicoactivas consumidas por el ser humano más antiguas que existe. Las bebidas fermentadas, por ejemplo, existen desde los albores de la civilización egipcia, 3,150 a. de C. Incluso existe evidencia de una bebida alcohólica primitiva en China, alrededor del año 7,000 a. de C. Otro ejemplo es en la India, donde se describe una bebida alcohólica llamada sura, destilada del arroz, y que fue utilizada entre los años 3,000 y 2,000 a. de C., y los babilónicos adoraban a una diosa del vino, tan antigua que data aproximadamente del año 2,700 a. de C.

En nuestra cultura prehispánica el consumo del octli, al que después se le denominó pulque, tenía una importancia fundamental. Estaba asociado y restringido prácticamente a las ceremonias religiosas, así como también se usaba frecuentemente para fines terapéuticos, como en las mujeres recién paridas, para aminorar sus dolores y aumentar su producción de leche. De hecho, a quien se le encontrara en estado de intoxicación por el consumo del octli, fuera de las ceremonias religiosas o con fines terapéuticos, la pena era la muerte (sacrificio).

Clasificación de las bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas se clasifican en tres básicamente, y tiene que ver con su porcentaje de alcohol (grados de alcohol) y su forma de elaboración. De esta manera tenemos a las bebidas:

Sin alcohol (0.5° – 1°)

  • Algunos Vinos
  • Cervezas

Fermentadas (5°- 15°)

  • Pulque
  • Vinos
  • Cerveza
  • Sidras

Destilados:

  • Ron 38°- 80°
  • Whisky 40°- 50°
  • Coñac 40°
  • Vodka 40°
  • Tequila 38°-40°

¿Cómo actúa el alcohol en mi cuerpo?

Al consumir una bebida alcohólica (etanol), este se va a distribuir en tejidos con elevada perfusión (riego sanguíneo), como el cerebro. Después de ingerido alcanza sus niveles máximos en el cuerpo en 30 minutos. En nuestro cerebro actúa en la liberación de diversos químicos cerebrales llamados neurotransmisores (dopamina, serotonina, GABA, glutamato), los cuales se encargan de los efectos euforizantes y depresores del alcohol, o en otras palabras de los síntomas de la “borrachera”.

Cuando tomamos una bebida, el etanol es rápidamente absorbido por la mucosa del estómago en un 30% y después por el intestino delgado (70% restante). Una vez que se absorbe pasa al hígado, en donde se va a metabolizar (transformar para su eliminación) y finalmente será eliminado principalmente por los riñones en la orina, las heces y los pulmones (la mínima parte).

Cuando nos intoxicamos (emborrachamos) es porque consumimos más cantidad de etanol de lo que nuestro hígado puede metabolizar, en un cierto tiempo, por lo que el etanol que no ha sido transformado llega directamente a nuestro cerebro, en donde tiene los efectos intoxicantes.

¿Qué efectos tengo con la intoxicación alcohólica?

Los efectos del alcohol varían mucho de persona a persona, y son directamente proporcionales a la cantidad ingerida, es decir, entre más alcohol consuma la persona en un periodo corto de tiempo (horas), más efectos tendrá.

Con una intoxicación leve se puede presentar:

  • Euforia (estado conocido como “Happy”)
  • Desinhibición
  • Alteración de las emociones
  • Ligera incoordinación de los movimientos y enlentecimiento de los reflejos
  • Alteraciones en el pensamiento y la conducta

Con una intoxicación moderada:

  • Incoordinación para los movimientos y enlentecimiento de los reflejos
  • Alteraciones en la marcha
  • Alteraciones marcadas del pensamiento y la conducta (impulsividad, agresividad, etc.)
  • Exageración en la expresión de emociones
  • Mareo, vómito y diplopía (visión doble)
  • Cambios en la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la frecuencia respiratoria

Con una intoxicación grave:

  • Incapacidad para el movimiento o mantenerse en pie
  • Alteraciones de la memoria
  • Alteraciones del habla
  • Incapacidad para hilar ideas y pensamiento desorganizado
  • Alteraciones graves de la frecuencia cardiaca y respiratoria
  • Alteraciones en el estado de alerta (estupor o coma)
  • Muerte

¿Qué consecuencias en la salud tiene el alcoholismo?

Otras de las muchas complicaciones que tiene el consumo excesivo de alcohol son:

Sistema digestivo

  • Gastritis
  • Colitis
  • Reflujo
  • Cáncer gástrico
  • Úlceras gástricas o duodenales

Sistema nervioso

  • Muerte neuronal
  • Neuropatías periféricas (irritación de los nervios)
  • Deterioro en la cognición (memoria, aprendizaje)
  • Demencia precoz

Sistema cardiovascular

  • Aparición de varices
  • Arritmias cardiacas
  • Aumento o disminución de la presión arterial
  • Infarto del miocardio

Alteraciones psiquiátricas

  • Depresión
  • Trastornos de ansiedad
  • Ataques de pánico
  • Alucinaciones

Sistema músculo-esquelético

  • Debilidad muscular
  • Osteoporosis
  • Atrofia muscular

¿Cómo saber que tengo o que alguien tiene un problema con el consumo de alcohol?

Pueden existir diferentes formas de clasificar la gravedad del consumo de alcohol, esto dependerá de la cantidad de alcohol que se consume, la frecuencia con la que se hace y las circunstancias que rodean al consumo. Es decir, no es lo mismo tomar una copa de vino en la comida y ese ser el único consumo del día, a tomar tres copas de vino y dos “cubas” en esa misma comida o tener ese consumo, por ejemplo, cada comida que se tiene con la familia o los amigos. Para esto existen diferentes criterios y conceptos que son importantes conocer para poder identificar la gravedad del consumo de alcohol de una persona.

Uso: consumo del alcohol sin generar daño ni consecuencias adversas.

Consumo perjudicial: es el uso nocivo o abuso del alcohol, el patrón desadaptativo de consumo, manifestado por consecuencias adversas significativas y recurrentes, relacionadas con el consumo repetido del alcohol.

Adicción o dependencia: es el estado psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con un fármaco, alcohol, tabaco u otra droga, caracterizado por modificación del comportamiento y otras reacciones que comprenden siempre un impulso irreprimible por tomar dicha sustancia en forma continua o periódica, a fin de experimentar sus efectos psíquicos y a veces para evitar el malestar producido por la privación.

¿Qué puedo hacer si tengo un problema con la forma de tomar alcohol o cómo puedo ayudar a alguien que lo tenga?

Lo primero que hay que hacer es asesorarnos con una persona experta en adicciones, o con un profesional de la salud que nos oriente, ya sea a un tratamiento específico, o nos canalice con la persona indicada.

Pero, ¿en qué consiste un tratamiento para el alcoholismo?

Tratamiento: es el conjunto de acciones que tienen por objeto conseguir la abstinencia o, en su caso, la reducción del consumo de las sustancias psicoactivas, reducir los riesgos y daños que implican el uso o abuso de dichas sustancias, abatir los padecimientos asociados al consumo e incrementar el grado de bienestar físico, mental y social, tanto del que usa, abusa o depende de sustancias psicoactivas, como de su familia.

Existen diversas formas de tratamiento para el consumo perjudicial del alcohol, cada una con sus propios métodos y características. Dentro de los modelos de tratamiento están:

Grupo de autoayuda: el principal exponente de este modelo de tratamiento son los grupos de Alcohólicos Anónimos (AA) y los doce pasos, en donde el apoyo se da a través de compartir las experiencias vividas y el acompañamiento a través de un consejero (“padrinos”). En este tipo de tratamiento no hay participación de profesionales de la salud.

Tratamiento ambulatorio: En este modelo de tratamiento se realiza un plan individualizado, que consta de intervenciones en las cuales los pacientes permanecen temporalmente en las unidades de tratamiento, dedicando el resto del tiempo a actividades en sus trabajos, en sus casas o actividades académicas. Tiene como características el ser voluntario, ambulatorio y multidisciplinario, es decir, aquí sí hay participación de profesionales de la salud, como psicólogos, psiquiatras, médicos generales, terapeutas de familia, trabajo social, etc.

Tratamiento residencial: Este modelo de tratamiento se refiere cuando el individuo se hospitaliza o se interna en una institución especializada en el manejo de las adicciones. La persona permanece cierto tiempo en la institución, que varía de un mes y medio a cuatro meses, según los diversos programas de tratamiento, teniendo como objetivo primordial que la persona suspenda el consumo y se desintoxique, así como establecer las bases de la recuperación que se tendrá que continuar con un tratamiento ambulatorio, una vez que el tratamiento residencial concluya.

El problema de la adicción al alcohol, “alcoholismo”, es considerado un problema de salud pública, por lo que, si crees que podrías tener un problema con tu forma de beber, o conoces a un amigo o pariente cercano que lo tenga, no dudes ni un momento en buscar ayuda. Una valoración a tiempo, buscar ayuda al inicio del problema, o pedir ayuda en cualquier momento, puede salvar vidas y evitar también todas las consecuencias catastróficas que pueden ocurrir con esta enfermedad. Incluso si no identificas este problema, pero existen dudas e inquietudes al respecto, siempre será bueno acudir con un profesional de la salud, para que te de la información y orientación sobre el tema. Recuerda siempre que el mejor tratamiento de todos es la “PREVENCIÓN”.

 

Dr. Gerardo Anguiano Sánchez Mejorada

Médico Psiquiatra

Fundación Casa Nueva I.A.P.

El Centro Comunitario (CECOM) CDMX de Fundación Casa Nueva I.A.P., atiende a personas con consumo problemático de sustancias y a sus familias, con servicios de orientación y tratamiento en el campo de rehabilitación de las adicciones, además de ofrecer capacitación certificada y programas de prevención escolar, como Cambio Cultural Consentidos.

www.fundacióncasanueva.org.mx

Top