5 razones por las cuales los LÁCTEOS SON IMPORTANTES en la alimentación

Dr. Miguel Ángel Guagnelli

Síguelo en sus redes sociales

Facebook @endocrinoypediatria

Twitter     @maguagnelli

Instagram @dr_guagnelli_endocrino_ped

 

Los humanos llevamos milenios tomando leche de vaca y otros mamíferos. Desde hace más de 10 mil años comemos queso. Los lácteos han acompañado a la civilización y hoy siguen siendo un gran aliado para tu salud y la de tus hijos.

Estos son 5 datos por los cuales los lácteos siguen siendo relevantes en la alimentación de los niños:

  1. Los lácteos son indudablemente una gran fuente de calcio, el material necesario para formar los huesos. El Instituto de Medicina de Estados Unidos ha establecido recomendaciones de ingestión de calcio durante el crecimiento:

1 a 3 años       700 mg

4 a 8 años       1,000 mg

9 a 18 años     1,300 mg

Estas metas pueden alcanzarse de forma razonablemente sencilla por medio de los lácteos, por ejemplo:

Leche entera 250 ml     300 mg

Yogurt 150 g                    250 mg

Queso tipo petit suisse 90 g      216 mg

 

Por lo que, si alguna vez escuchaste que después de los dos años los niños no necesitan tomar leche, considera que sin ella podrían no estar consumiendo todo el calcio que necesitan.

  1. El calcio de la leche es mejor aprovechado por el cuerpo. No sólo tiene una mayor biodisponibilidad (esto es, el cuerpo lo absorbe con mayor facilidad) sino que una gran cantidad de productos lácteos están fortificados con Vitamina D, la cual mejora la absorción de calcio. Una combinación ganadora.
  2. El calcio y la vitamina D no sólo son importantes para tener huesos fuertes, sino también para prevenir los dolores de crecimiento. Estudios realizados en años recientes han mostrado que los dolores relacionados con el crecimiento disminuyen significativamente cuando se mejora el consumo de calcio y vitamina D.
  3. Al revisar la literatura científica reciente se ha encontrado que la leche y los lácteos, por sí mismos, son capaces de promover un mejor crecimiento lineal (aumento de estatura) tanto en niños con problemas de alimentación o desnutrición, como en niños sanos. Esto es un efecto relacionado con la calidad y cantidad de proteínas contenidas en la leche, que parecen potenciar el crecimiento.
  4. En 2018 un estudio realizado en 136,000 personas, de entre 35 y 70 años, en 21 países, encontró una presencia menor de eventos cardiovasculares en quienes consumen al menos una porción diaria de leche entera (10% menos riesgo) o un yogurt entero (16% menos riesgo). Si bien el consumo de leche probablemente tenga este efecto en asociación con otro tipo de hábitos saludables, si estos se adquieren desde la infancia podría tener aún más efectos benéficos.

 

¿Te parece que los lácteos pueden tener otros beneficios más?

 

Top