5 cosas que puede hacer la inteligencia artificial por la salud.

La Inteligencia Artificial (ia) es la capacidad que tienen las computadoras de potenciar la inteligencia humana a través de sistemas capaces de procesar y entender grandes volúmenes de información estructurada y no estructurada.

De acuerdo con el economista y fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, vivimos en la era de la Cuarta Revolución Industrial. Esta nueva etapa está caracterizada por la introducción de sistemas de Inteligencia Artificial (IA) en los procesos de negocios de cualquier tipo de industria.

Con su aparición en cada vez más aspectos de la vida cotidiana, la IA tiene el potencial de impactar a la sociedad de la misma forma en que lo hizo la electricidad a principios del siglo pasado.

Sin embargo, no sólo las industrias se benefician de esta nueva gama de tecnologías: la salud y la medicina también son impactadas por la IA, tanto para la investigación como para el bienestar de las personas, pues se aprovecha al máximo la capacidad para procesar grandes cantidades de datos en beneficio de los pacientes.

“La IA ha transformado también diversos procesos clave del cuidado de la salud. Ahora son posibles el diseño automatizado y personalizado de tratamientos, un mayor control sobre la administración de medicamentos o la creación de nuevos fármacos que antes tomaba mucho tiempo”, afirmó Gustavo Parés, presidente local de la Global Information Technology Management Association (GITMA).

A continuación te presentamos 5 cosas que ya puede hacer por la salud la inteligencia artificial:

  1. Agilización de tareas repetitivas

IBM trabaja en el algoritmo Medical Sieve, un ambicioso proyecto exploratorio a largo plazo que busca convertirse en el asistente cognitivo de la próxima generación, y que promete cambiar por completo la labor de los médicos. Este asistente incluye una amplia gama de conocimientos clínicos, además de capacidades analíticas y de razonamiento.

Medical Sieve está calificado para ayudar en la toma de decisiones clínicas en radiología y cardiología. El asistente cognitivo analizará imágenes para identificar los problemas de manera más rápida y confiable, dejando que los radiólogos se enfoquen únicamente en los casos más complicados y donde la supervisión humana es absolutamente necesaria.

  1. Gestión de medicamentos y enfermeras virtuales

La startup médica Sense.ly desarrolló a la primera enfermera virtual del mundo, su nombre es Molly y gracias a ella los pacientes jamás olvidarán cuándo deben tomar sus medicinas, ni dejarán de asistir a las citas programadas.

La interfaz muestra una cara sonriente con voz agradable y utiliza el aprendizaje automático para ayudar a los pacientes con enfermedades crónicas, brindándoles una supervisión comprobada y personalizada.

  1. Consultas online con IA

Cuando una persona empieza a presentar síntomas de una enfermedad debe llamar a su médico de cabecera o asistir al centro de salud para agendar una cita, que rara vez es para el mismo día.

Babylon es una plataforma operada por IA que realiza consultas médicas en línea. Realiza un análisis de la historia clínica de los pacientes y los síntomas que él mismo proporciona para, finalmente, brindarle un diagnóstico y un curso de acción apropiado.

Esta plataforma, creada por el doctor Ali Parsa en el Reino Unido, se encuentra en pleno funcionamiento y ya realiza consultas a miles de pacientes que, de otra manera, no podrían recibir atención.

  1. Medicina de alta precisión

La genética y la genómica también se verán beneficiadas por la llegada de la Inteligencia Artificial. Deep Genomics busca patrones en grandes conjuntos de datos de información genómica, registros médicos y mutaciones, así como sus vínculos con determinadas enfermedades.

Sus planes a futuro incluyen la invención de una nueva generación de tecnologías computacionales que puedan informar a los médicos qué sucederá dentro de una célula cuando el ADN se vea alterado por la variación genética, y con esto anticiparse a futuras enfermedades.

  1. Análisis de tratamientos

El 97% de las facturas de atención médica en los Países Bajos contienen datos digitales sobre el tratamiento del paciente, el médico que lo atendió y el hospital donde fue diagnosticado y tratado.

La compañía Zorgprisma Publiek analiza este tipo de facturas y utiliza a IBM Watson en la nube para extraer los datos para realizar un análisis y decidir si un médico, clínica u hospital cometió errores de manera repetitiva al tratar cierto tipo de enfermedad. Con esta iniciativa, la empresa busca ayudar al sector a mejorar, pero sobre todo a evitar hospitalizaciones innecesarias.

La innovación en el sector salud y medicina en la era digital favorece temas como el ahorro en costos en pacientes de alto riesgo, traslado e inversión en clínicas o espacios para hospitalización, además de ofrecer herramientas y dispositivos que pueden ser utilizados no sólo en clínicas y hospitales, sino también en hogares, oficinas o desde cualquier parte en la que el paciente se encuentre y necesite realizar un chequeo o consulta de forma rápida y eficaz.

Top